Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:



La historieta del golpe de Estado

El golpe de Estado perpetrado por Martín Vizcarra el pasado 30 de setiembre no estaba previsto de la manera en que se dio. El régimen quería que el proyecto de adelanto de elecciones que presentó al Congreso se viera en el pleno. Ahí se plantearía la cuestión de confianza. Ante la posibilidad de su cierre, los parlamentarios aprobarían el adelanto del proceso electoral para continuar en funciones.

Nuestras fuentes confirman que esto fue diseñado milimétricamente y desde tiempo atrás. “Funcionaba como un reloj”, dijeron. Cosa inusual en un gobierno inepto que no puede gastar nuestro dinero en beneficio de los peruanos. Pero los planes de Vizcarra y su estrecho círculo sufrieron un severo contratiempo.

No previeron el archivamiento del proyecto del Ejecutivo en la Comisión de Constitución. En un 90%, este se centraba en la no reelección que se aprobaría en un referéndum en enero próximo. La jugada era la siguiente: en ese lapso de tiempo saldrían muchas denuncias contra parlamentarios, tipo la ocurrida contra Luciana León. Algo sumamente fácil porque el gobierno tiene a la Fiscalía a su disposición.

Eso haría que ‘el pueblo’ –cada vez más asqueado de la actuación parlamentaria– votase por la reelección de Vizcarra. Se reelegiría sin cerrar el Congreso, solo tenía que doblegarlo con la amenaza de disolución. El adelanto electoral era un pretexto para legitimar la reelección. Pero el plan abortó. La Comisión de Constitución se adelantó archivándolo.

En su desesperación, Vizcarra violó la Carta Magna. Además, “necesita tener al Tribunal Constitucional a su servicio. De hecho cuenta con el voto de cuatro magistrados que se quedarán ahí por lo menos hasta abril próximo”, refieren nuestras fuentes

La mayoría del gabinete encabezado por Salvador del Solar no estaba de acuerdo con el golpe de Estado. El ex premier y los ex ministros de Economía, Relaciones Exteriores, Cultura, Agricultura, Energía, entre otros, se opusieron. No obstante Del Solar se prestó a conversar con algunos renuentes para que lo aceptaran.

Pero nadie firmó el decreto de disolución del Congreso. Por eso solo está la rúbrica de Vizcarra y del actual premier. El mandatario dijo que él asumía de manera personalísima el atropello a la Constitución cometido.

El golpe lleva también el sello de Odebrecht. En un inicio Vizcarra estuvo en contra de que se pagaran S/ 524 millones a la empresa corrupta por la venta de Chaglla. Pero no le quedó otra que dárselos. El argumento de que si quebraba Odebrecht no colaboraba ni podía pagarnos es deleznable.

Pesó más el vínculo de Vizcarra con Odebrecht y las probables amenazas que esta empresa le ha hecho. Ahora Barata seguirá involucrando a la clase política entera con los aportes de campaña. Los incapaces fiscales anticorrupción tendrán sangre. Vizcarra opacará las denuncias en su contra y la vida continuará bajo el engaño.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: implican a otro miembro del Equipo Lava Jato en su caso

César Villanueva: implican a otro miembro del Equipo Lava Jato en su caso