Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:





Una Gestapo en la Fiscalía

El suicidio de Alan García es una protesta política como lo confirma la contundente carta que dejó en caso dictaran encarcelarlo. Su muerte no se debió, como en la mayoría de casos,  por depresión o por carencia de afecto. Es -como escribió- un hastío frente a la miseria humana, a la vejación del otro como práctica política y a la violación sistemática de la ley. Lo describe bien en su misiva.

Quienes advertimos el odio en la política peruana que instauró el gobierno de Humala constatamos que el actual régimen continúa con la denigración de sus enemigos políticos. Para meterlos presos y deshonrarlos usa y controla la Fiscalía. Ya vimos la campaña demoledora contra el ex fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, que continúa. La absurda y atropelladora prisión de Keiko Fujimori, seis meses en “cana”, la obsesión psicopática de meter a García a la cárcel, de publicar su foto esposado. Y, para tapar la muerte de García y el atropello del fiscal Pérez, los 36 meses de prisión preventiva para PPK.

A través de los medios adictos a este gobierno antidemocrático e ineficaz nos remachan que se debe dejar que la justicia continúe su trabajo. Como si la justicia la encarnaran dos o tres fiscales anticorrupción, personas grises, sin trayectoria ni solvencia jurídica. Esta Gestapo del mal llamado “equipo especial” no puede llevar a juicio a nadie aún. Sus resultados son pobres y el acuerdo firmado con Odebrecht parece dictado por esa empresa.

Nuestra Gestapo ‘chicha’ se dedicó a fondo a la prisión preventiva. Otro actor nefasto en esta tramoya es la ONG IDL. Se empoderó con los audios del caso ‘Los cuellos Blancos’ y se convirtió en un poder paralelo. Tiene información recontra privilegiada de la Fiscalía, pero nadie dice nada. Le sirve como brazo eficaz, además de ser el enemigo político de AGP, de la ‘China’, pero no de quienes están señalados directamente por Odebrecht.

IDL y la Fiscalía cuentan con el apoyo de un sector de la prensa que, según se dice, defiende intereses empresariales y la publicidad estatal recibida. Las feroces campañas contra la ‘China’, AGP, Chávarry, el fujimorismo en el Congreso, son de antología. A Castañeda también le cayó lodo. Se sabe que existe intercambio frecuente entre prensa de Palacio y los medios.

Gracias a esta troika, a la cual no es ajeno el régimen actual, el libertinaje fiscal está en boga en el Perú. La reserva de los procesos no existe y la arbitrariedad cunde en el sistema judicial. La cacería de brujas propició la muerte de AGP. Ponerse una pistola en la sien estando vivo y apretar el gatillo requiere determinación. Es una respuesta frontal al vejamen recibido.

García, muerto, sigue exigiendo pruebas en su contra; que su acto sirva para que esta tropelía acabe, por el bien del Perú.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
A. Mariátegui: “No hay repartija en la elección de los miembros del TC”

A. Mariátegui: “No hay repartija en la elección de los miembros del TC”