Mario Núñez

Mario Núñez

EL QUIJOTE

Acerca de Mario Núñez:



¡Crónica de un asilo negado!

Fernando Vivas nos dice que, en los 80, reconocía en García, brío, arrojo, brillo intelectual revestidos de un nacionalismo democrático. Yo creo que está equivocado. Todo el gobierno de García fue un fracaso. El intento de estatización de la banca fue producto de un estado de ánimo, un impulso esquizoide, acompañado de su inherente incapacidad, reforzados por los anacrónicos preceptos políticos antiimperialistas, que perviven como pilares del ideario aprista.

Según Vivas, García fue investigado por los delitos cometidos en su primer gobierno. Falso, se fugó hasta que prescribieron. Tampoco es verdad que García fue víctima del fujimorismo; todo lo contrario. Entre estos existió y existe un pacto infame: ser rivales acérrimos en la lid electoral, pero aliados en la corrupción e impunidad. En lo que sí concuerdo con Vivas es que, en los dos gobiernos apristas, reinó la corrupción e informalidad, y diría yo que impunidad.

Vivas dice que no sabe si García “…recibió alguna coima a través de triangulaciones con su entorno”. Además, que, como buen demócrata, presume de su inocencia. Pues yo no. Yo más bien presumo que es un delincuente común, como todos los expresidentes. Presumo que el Poder Judicial y la Fiscalía fueron instituciones penetradas y digitadas por apristas. Presumo que los grandes grupos de poder fueron y son aliados del Apra y los fujimoristas. Presumo que, desde hace meses, García creó y pretendió internalizar en el imaginario colectivo, un inexistente escenario político convulso golpista. En el Perú estamos haciendo historia, estamos recuperando la política para los jóvenes… ¡para la nueva generación de políticos!

Quijotes, sueño despierto. Visualizo la denegación del asilo al sátrapa, no quedándole más que abandonar la residencia del embajador uruguayo con una gran hamburguesa en la mano y una cervecita en la otra, mientras nos regala su característica estruendosa risa chabacana, adornada de su muy famoso “baile del teteo”. Más feliz me siento cuando visualizo a García llegando a su domicilio sin que nadie lo detenga, confirmándose que todo fue producto del brío, la brillantez y la nacionalista libertad demócrata del iluminado intelectual García.

Señores, estamos presenciando la extinción de los políticos tradicionales y, en breve, presenciaremos la extinción de los comunicadores que se aliaron con estos. Entonces, desde acá se les conmina y notifica: alíense con la ciudadanía o pasará que también sufrirán los rigores de la condena social y judicial.

¡Jubilación Política Ya!



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Mark Vito se declara en huelga de hambre por “show” para evitar que Keiko Fujimori salga libre

Mark Vito se declara en huelga de hambre por “show” para evitar que Keiko Fujimori salga libre