Mario Núñez

Mario Núñez

EL QUIJOTE

Acerca de Mario Núñez:



Dialéctica

El método dialéctico marxista considera a la naturaleza en un estado perpetuo de cambio y renovación. Todo está en movimiento y mutación, incluso los fenómenos sociales y políticos. Entonces, a todo le es inherente una lucha interna, contradicciones, tensiones y dinámicas complejas que, acumuladas, se desbordan posibilitando su transformación.

José Carlos Mariátegui identificaba y reivindicaba el derecho a la tierra a favor del indio, por ser un aspecto imbricado con lo económico, social y político. Mariátegui identificaba la problemática y postula que será el mismo indio la solución, incorporando al trabajador del campo como actor principal dentro del ámbito de la política.

Víctor Raúl Haya de la Torre, en cambio, sostenía que un movimiento social deberá sostenerse sobre una base popular conformada por el trabajador del campo, la clase obrera industrial urbana y la clase media conformada por profesionales, empleados, artesanos, comerciantes, pequeños industriales urbanos y productores agrícolas.

Nuestra hegemónica clase política corrupta, simplemente no se transformó. Ignoraron los postulados de estos grandes pensadores. Efectivamente, nunca entendieron que debieron representarnos, ser canteras de nuevos liderazgos políticos, que en aggiornamento perpetuo debieron adaptarse a un mundo cada vez más pragmático y alejado del mundo bipolar de los tiempos de la Guerra Fría. Debieron adaptarse al mundo camino a ser multipolar, globalizado e interconectado, en el que las personas y organizaciones convivirán con la modernidad y el internet.

Los partidos políticos, en el discurso, incorporan a todos los grupos sociales reivindicados por sus héroes sociales, pero en la práctica se desentendieron tanto de estos como de aquellos. No existe funcionario electo que no represente más que a su líder. Para verificar esto, basta con revisar, por ejemplo, las declaraciones de los actuales congresistas de Fuerza Popular, quienes, con toda la fuerza de su prepotencia, defienden sus votaciones en el pleno y en las comisiones “acatando los lineamientos establecidos por su lideresa”

Quijotes, se están logrando cambios en lo judicial y lo político. Sin ser marxistas, mariateguistas o hayistas, presionemos para que en los partidos se genere una real renovación de cuadros y liderazgos, que no obedezcan a linajes ni compadrazgos. Logremos que los partidos identifiquen a los mejores ciudadanos y los postulen al cargo público. Ha llegado el tiempo de tener elecciones sin tener que pensar ni aceptar que nos responsabilicen de elegir a los peores. Los peores han sido postulados por los peores: por los partidos políticos y sus propietarios.

¡Jubilación Política Ya!

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vito Rodríguez de Grupo Gloria entregó US$200 mil a campaña de PPK

Vito Rodríguez de Grupo Gloria entregó US$200 mil a campaña de PPK