Mario Núñez

Mario Núñez

EL QUIJOTE

Acerca de Mario Núñez:



¡La anomia institucional en la PNP!

Hace años vengo lidiando con los traficantes de tierras, usurpadores y perturbadores de la posesión, a los cuales hemos podido repeler por cuenta propia y en ocasiones con el apoyo de la Policía Nacional del Perú. Pero en los últimos tiempos, esta lucha ya se nos está complicando, hasta el punto que, las instituciones parecieran estar al servicio de los transgresores, de tal manera que ya no sólo convivimos en una especie de anomia social y política, sino también una anomia institucional.

Resulta que hace un tiempo atrás, mediante el artículo 67° de la Ley 30230, se modificó el artículo 920° del Código Civil, de tal manera que cualquiera que sea perturbado de su posesión, de un inmueble, puede acudir ante la PNP para solicitar apoyo policial para ejecutar el correspondiente desalojo extrajudicial. Sin embargo, si usted logra desalojar al usurpador, y éste nuevamente invade su terreno, la policía ya no le prestará auxilio por entender que usted ha sido negligente por no contar con el personal que asegure su posesión. Sabiendo eso, los invasores vuelven a meterse a su terreno y si usted (ya habiéndosele negado el apoyo policial y pasado 15 días) trata de desalojar, irá a la cárcel.

Efectivamente, el invasor lo denunciará por usurpación y se quedará en su terreno hasta que el Poder Judicial ordene el desalojo. Por increíble que parezca, la PNP parecería considerar como requisito que, el usurpado, al que ya se le prestó apoyo policial, tenga un cuerpo de vigilancia permanente capaz de repeler nuevos intentos de perturbación y despojo de su posesión. También estaría considerando recurrente al que reitera pedido de apoyo policial. Finalmente, la PNP estaría considerando judicializado la investigación preliminar a cargo de la fiscalía.

Estos criterios serán los argumentos supuestamente válidos para la PNP para negarle un nuevo apoyo policial para un nuevo desalojo extrajudicial. Hablando con amigos entendidos en la materia, sostienen mayoritariamente, que lo que en realidad estaría ocurriendo es que, los oficiales y suboficiales de la PNP, temen y evitan las denuncias que los traficantes de tierras les puedan interponer, lo que saben pone en riesgo su ascenso.

Entonces, por omisión o inacción, se termina beneficiando al usurpador. Qué duda cabe que la PNP es una gran institución y que hay excelentes policías, pero ¿qué hacer con los malos? Pues la solución es de PRINCIPIOS, y es la misma que le planteo a los disfrazados de políticos: si eres delincuente no te metas a la política… terminarás en la cárcel. Entonces, si temes a los delincuentes, no seas policía, no desprestigies la institución.

¡Jubilación Política Ya!



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Pésima ejecución presupuestal 2019

Pésima ejecución presupuestal 2019