Mario Núñez

Mario Núñez

EL QUIJOTE

Acerca de Mario Núñez:





Los Innecesarios nunca más

Ya no hay marcha atrás, todos caerán. Estamos presenciando el merecido final de la última generación de políticos que, por unos cuantos dólares sucios, vendieron al Perú, empeñando el futuro de todos los peruanos. Se han logrado las primeras reformas para que Los Innecesarios no vuelvan a ocupar los cargos públicos, pero falta mucho por hacer.

Las instituciones y mecanismos estatales de fiscalización, en vez de evitar, combatir y sancionar la corrupción, forman parte de la estructura utilizada que permite a los políticos de siempre traicionarnos, robándoles el futuro a las nuevas generaciones.

¿Qué debemos hacer ahora? ¿Hacer caso al llamado de reconciliación nacional planteado por los de siempre? ¿Qué hacemos para que se lleven adelante las reformas políticas? ¿Cómo nos aseguramos que los pobladores de la ruralidad andina sean los beneficiarios de las regalías y el canon minero? ¿Cómo lograr convertir nuestras ciudades en megaciudades? ¿Cómo logramos que los jubilados reciban una justa pensión? ¿Qué hacer para que el Estado peruano se convierta en el Leviatán, ese monstruo bíblico ordenador al que hacía referencia Thomas Hobbes?

Pues, meternos a la política, todos los peruanos, no hay otra manera. Esta pelea la debemos afrontar ahora mismo, no habrá otra oportunidad. Primero, logremos que se den las modificaciones normativas, en todos los sectores, que sabemos permiten el robo en toda institución pública. Los mejores prospectos académicos deberán ponerse la camiseta del Perú y postular al Ministerio Público, al Poder Judicial y al Congreso. Debemos lograr la Reforma Política que genere nuevos partidos y políticos que, sobre todo, sean honestos y capaces.

Como sociedad, no deberíamos condolernos de los que nos han traicionado, por ser madres, “viejitos” o por estar “enfermitos”… a la cárcel con todos ellos, sin miramientos ni perdones.

Después de esta Jubilación Política generalizada, los medios de comunicación deberán pensar bien si les conviene recibir el dinero sucio de las campañas electorales, silbando mientras miran al cielo, o aliarse con el pueblo y denunciar a los que ellos saben han delinquido. El empresariado deberá conformar una “Cámara de Comercio de Honorables”. Los mineros deberán incorporar a las comunidades campesinas y nativas en sus deliberaciones, en vez de meter un sencillo al bolsillo de los funcionarios que los benefician, haciendo “lo que la ley permite”.

Quijotes, en todo el mundo se está reconociendo al Perú como un país donde no caben más los políticos y empresarios corruptos. Hermanos peruanos, utilicemos la lucha y sanción de los corruptos como un elemento identitario que nos construya como nación.

¡Jubilación Política Ya!





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Investigan vínculos de Castañeda con la Telesup

Investigan vínculos de Castañeda con la Telesup