Mario Núñez

Mario Núñez

EL QUIJOTE

Acerca de Mario Núñez:





Los políticos y los Chávarry

Los teóricos consideran que, en nuestro imaginario, no está clara la diferencia entre el crimen organizado y la mafia. Adolfo Beria, reconocido magistrado, jurista y periodista italiano, refiere a la mafia como una organización sin escrúpulos, legalmente constituida, que controla un territorio, circuitos políticos, administrativos, financieros y económicos. Ésta requiere de integrantes dispuestos a inmolarse y guardar silencio. Usa el ropaje de formalidad para infiltrarse y controlar la estructura del poder gubernamental, no siendo el lucro lo más importante –que lo es–, sino su permanencia en el tiempo la razón sine qua non.

En cuanto al crimen organizado, en la línea de James O. Finckenauer en Mafia y Crimen Organizado, se trata de organizaciones jerarquizadas, complejas por el grado de planificación de los ilícitos, su corta o media duración, estabilidad, destreza, conocimientos y añadiría por el número de los involucrados. La prima ratio es el lucro y siempre se contrae a una o pocas actividades.

En el Perú, la mafia política, una vez logrado el poder –Ejecutivo y Legislativo– utiliza al crimen organizado enquistado en el Poder Judicial, la Fiscalía y los organismos de los gobiernos nacionales y subnacionales. Entre Los Políticos y Los Chavarry no compiten; más bien se complementan. Una asegura impunidad, mientras la otra asegura estabilidad y permanencia. Si a la mafia ya no le es de utilidad el otro, tenderá a traicionarlo y sin dudarlo lo sacrificará para salvarse.

En este juego, los medios de comunicación cumplen una función cómplice y auto benefactora. Siempre recibirán beneficios. Estos saben bien quién es quién. Desplegarán direccionando las velas de acuerdo a como sople el viento. La prensa también es violenta y, en su momento, disfrazada, no dudará en blandir su falsa espada justiciera atravesando al infeliz, siendo capaz de linchar a quien se le ponga en frente. Los medios siempre podrán lavarse la cara y cambiar de ropaje.

Quijotes, los poderes del Estado han sido tomados por los políticos de siempre y sus partidos –la mafia–, mientras que el crimen organizado se enquista en la estructura estatal para hacer sus cuchipandas, tomando fiscalía, CNM, Contraloría, superintendencias de servicios públicos, ONPE, JNE, entre otros, mientras blindan y brindan impunidad a los mafiosos.

Somos testigos de la lucha entre Los Políticos y de cómo Los Chavarry tratan de salvar sus cuellos no tan blancos. De esto resultará un ganador, al que en su momento le exigiremos rinda cuentas. Los nuevos alcaldes y gobernadores regionales están notificados: NO ROBEN, que de la justicia del pueblo nadie se salva.

¡Jubilación Política Ya!

 





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Ayacucho: 4 desaparecidos, 20 casas destruidas por Huaycos

Ayacucho: 4 desaparecidos, 20 casas destruidas por Huaycos