Mario Núñez

Mario Núñez

EL QUIJOTE

Acerca de Mario Núñez:



Telúrico 3 de octubre

El primer gobierno de Belaunde culminó el 3 de octubre de 1968, con el golpe de Estado perpetrado por el general Velasco Alvarado. Lima y la costa sur del Perú fueron azotadas por el terremoto de 6.6 grados, el 3 de octubre de 1974. Ahora, en nuestra historia, el 3 de octubre de 2018, se recordará por el retorno a prisión de Alberto Fujimori.

Es un durísimo golpe, encabritando seguramente a los fujimoristas sin caretas, promotores y defensores a ultranza del indulto. Los seudo reformistas demócratas fujimoristas, súbditos de la “Señora K”, que denunciaron el indulto, exigiendo además que ruede la cabeza de Kenji por haber negociado el beneficio presidencial a cambio de la no vacancia de PPK, también condenarán la medida judicial.

Quijotes, habrá efectos colaterales, que deberán ser materia de análisis y maniobras. Así, el Congreso, tomado por el fujimorismo, retaliará complicando –sino imposibilitando– prosperen las reformas constitucionales, siendo que una de ellas –el bicameralismo– ya ha sido condenado al fracaso, sin necesidad de referéndum, al plantearse se incremente a 180 el número de parlamentarios… ¡Jugada maestra fujimorista!

Reencarcelar a Fujimori dividirá la opinión pública. Habrá quienes apoyen la medida, percibiendo que en el Poder Judicial existe una facción dispuesta a luchar contra la impunidad, dispuesta a sancionar la corrupción y el delito. Esto desatará una guerra interna que, quijotescamente, deseo ganen los reformistas. La caída de los Aguila, los Chávarry, los Hinostroza, los impunes, los políticos, el empresariado corrupto del Perú se rearmarán, se reorganizarán, diseñarán estrategias y cerrarán filas para, atrincherados, afrontar la embestida final de la lucha frontal contra la corrupción.

El fujimorismo sin Fujimori no existe. Peor aun; es posible que el siguiente en caer y visitar prisión sea Kenji Fujimori.

¿Redundará en las elecciones del 7 de octubre? Considero que sí. Urresti aprovechará la ola y reforzará su discurso reformista anticorrupción. Muñoz que es percibido, por un sector de la población, como el peón de empresariado cuestionado, quizá opte por un discurso cauteloso “que respete la instancia jurisdiccional” pudiendo ser percibido como tímido, no confrontacional contra los que lo han promovido catapultando –como por arte de magia– su candidatura. Finalmente, Columbus podría ser el más beneficiado, aplicando la clásica estrategia de la victimización, pero dificulto que la balanza se incline a su favor. Ya veremos a quién apoyan los medios de comunicación.

Quijotes, sigamos en la lucha, se están dando cambios.

¡Jubilación Política Ya!



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
PPK fue dado de alta y ya se encuentra en su domicilio

PPK fue dado de alta y ya se encuentra en su domicilio