Martha Chavez

Martha Chavez

ESCAÑO POPULAR

Acerca de Martha Chavez:



¡El presidente Vizcarra firma sin leer!

Tremendo lo que viene sucediendo en la etapa post disolución de facto del Congreso de la República. Empezaré por el cese del director ejecutivo del Instituto de Radio y Televisión Peruana (IRTP). Tan expuesto quedó el régimen por la censura implícita, que causó el cese del ministro de Cultura, con la que en menos de dos meses sumaron tres los ministros salientes del gabinete Zeballos -el gabinete de adhesión postrera al golpe asestado al Congreso- y todos ellos por casos bochornosos y alguno hasta de presunto delito de función.

Lo más saltante de ese affaire fue sin duda alguna que intentando quitarle protagonismo a M. Vizcarra y a su entorno cercano en la Casa de Pizarro, el presidente del Consejo de Ministros (PCM) dio a entender que el ocupante del sillón presidencial firmó la resolución suprema de cese y designación del reemplazante, sin leer ni conocer el contenido de ese dispositivo legal, menos sus motivaciones o consecuencias.

Es decir, el vocero oficial del gobierno luego del mismo jefe de Estado, el PCM, admite que hoy, a ciegas, se firman normas supremas y se cesan y designan altos funcionarios del Estado.

Cabe preguntarse si ese será también el argumento a esgrimir por quienes hoy son la cúpula del poder, para librarse de la responsabilidad que les corresponde por dictar decretos de urgencia (veintidós hasta hoy publicados), varios de los cuales se refieren a materias que según la propia Constitución no pueden ser objeto de esa norma excepcional. Tres de ellos (los D.U. Nos. 002, 005 y 021) prorrogan beneficios tributarios como son exonerar de impuesto la transferencia de valores y acciones en Bolsa y devolver impuestos a las empresas mineras y de hidrocarburos.

No deseo que se perjudique a los operadores económicos del país, solo reclamo coherencia frente a decisiones del poder. El Congreso dictó en su momento las leyes cuya prórroga también debería haberlas aprobado él. El Gobierno no permite funcionar al Congreso y la consecuencia de ello debería ser que no hubieran tampoco prórrogas de facto a determinadas leyes. ¿O se es selectivo respecto a la constitucionalidad, dependiendo si conviene o no?

Mientras, se “devuelven” 524 millones de soles a Odebrecht, pese a que ella le debe solo a la Sunat más del doble, sin contar que debe también -¿podrá pagarla en 15 años?- la reparación diminuta de 615 millones que los fiscales Vela y Pérez le fijaron a la empresa que corrompió a funcionarios del Poder Ejecutivo de los últimos 15 años.

¡Vaya desgobierno!



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Alberto de Belaunde: “Hay suficientes elementos para creer en la versión de Julio Guzmán”

Alberto de Belaunde: “Hay suficientes elementos para creer en la versión de Julio Guzmán”