Martha Meier M.Q.

Martha Meier M.Q.

DERECHO DE GUERRA

Acerca de Martha Meier M.Q.:



Cuestión de honor

José y Hernando Graña se acogieron a la colaboración eficaz para las investigaciones sobre las carreteras IIRSA (Norte y Sur); el Metro de Lima; el Gasoducto del Sur Peruano, GSP; y el Club de la Construcción. Deben decir toda la verdad y esa verdad tiene que poder corroborarse. Es su último recurso para evitar más tragos amargos con la justicia y, fundamentalmente, es una cuestión de honor, pero aparentemente no estarían colaborando como se espera, según declaraciones del presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros.

Los Graña deberían usar esta oportunidad de oro para cumplir su palabra con integridad, rectitud, honestidad y templanza y esforzarse al máximo para reparar y compensar sus potenciales delitos. Decía el gran Lope de Vega: “Nadie puede apartarse de la verdad sin dañarse a sí mismo”; aquí solo cabe, pues, la verdad aunque esta traiga consecuencias. Al acogerse a la colaboración eficaz han tomado un camino espinoso y tendrán que explicar los brutales sobrecostos de las obras mencionadas.

Según IDL-Reporteros, en el tramo I del Metro de Lima, “el incremento fue de 26.5 %, mientras que en el tramo II, de 54.4 %”, es decir 336 y 828 millones de soles por encima del monto contratado. La misma fuente señala que la carretera IIRSA Norte tuvo un sobrecosto de 98%, un exceso de 252 millones de dólares; y que en los tramos 2 y 3 de Iirsa Sur, el costo escaló 149 % (391 millones de dólares más) y 74 % (291 millones de dólares extras), respectivamente.

Ver: https://idl-reporteros.pe/los-sobrecostos-de-odebrecht-en-peru/

Los multimillonarios excesos llaman a sospecha, pero más complicado es lo relacionado con el Gasoducto del Sur Peruano, GSP, el megaproyecto cuyo presupuesto inicial fue de 800 millones de dólares y hoy sobrepasa los siete mil millones. ¿Por qué ‘Graña y Montero’ se asoció con Odebrecht cuando ya se sabía de “Lava Jato”, gigantesca red de corrupción internacional y de lavado de activos? Quiero creer que mi primo y socio, el arquitecto José Graña M.Q., fue mal asesorado por un directorio acostumbrado a ganar sin medir las consecuencias.

La asociación con el GSP, consorcio compuesto originalmente por Odebrecht y Enagás, se dio en septiembre 2015, tres meses después del destape de “Lava Jato” y del encarcelamiento de Marcelito O. José y Hernando Graña le deben a los suyos y al país una explicación para justificar su amancebamiento con los delincuentes brasileños. En diciembre del mismo año Estados Unidos impuso a Odebrecht una multa cercana a los tres mil millones de dólares por sobornos, y GyM calló y siguió con ellos. ¿Quién entiende eso?



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vizcarra facilitó traslado de Evo Morales a México [VIDEO]

Vizcarra facilitó traslado de Evo Morales a México [VIDEO]