Martha Meier M.Q.

Martha Meier M.Q.

DERECHO DE GUERRA

Acerca de Martha Meier M.Q.:





El turno de PPK

Pedro Pablo Kuczynski es la nueva víctima de la ‘justicia previa’ que derivó en el suicidio del presidente Alan García. PPK, de 81 años, pasará tres años en prisión preventiva. La medida viola la presunción de inocencia, confirma la procaz judicialización de la política y la persecución de los incómodos a Vizcarra, y/o contrarios a su mugre-comunismo.

Aquí no hay búsqueda de la verdad sino escarnio a los líderes de derecha y centro y el intento de destruir a los partidos y movimientos que puedan frenar la avanzada roja de cara al 2021.

Todo comenzó con Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular –la primera oposición en el Congreso–, quien fue víctima de los desequilibrios legales del fiscalito José Domingo Pérez y de la vocación carcelera del juez Carhuancho.

Pese a que la señora Fujimori no ha sido gobierno ni tuvo vinculación con Odebrecht, el fiscalito enredó “Lava Jato”, con los cocteles y el pitufeo del dinero de su campaña (que no es delito) para encerrarla por tres años con la excusa de investigar si existe o no delito. ¿Qué justicia encierra por suspicacia?

Puede que el presidente Kuczynski no sea un santo, pero en democracia debe existir sentencia para ser apresado y PPK ni siquiera está acusado. En un tuit el congresista Salvador Heresi le dice a Vizcarra que CONTIGO, el partido de Heresi que lo llevó al gobierno, le exige un pronunciamiento por la cacería desatada por un sector de la Fiscalía, no independiente, y esbirra de un sector político que atenta contra los Derechos Humanos y el debido proceso.

Kuczynski es un anciano postrado debido a una cardiopatía, agravada sin duda por los recientes sucesos. Anoche un resguardo policial ingresó a la clínica donde se recupera: formalmente el expresidente ya sufre prisión preventiva y apenas presente mejoría lo enmarrocarán para llevarlo a prisión.

Quizá esta arbitrariedad contra PPK reviente la burbuja de los vecinos de Lima 27, dentro de la cual “no pasa nada”. ¡Claro que pasa! Keiko está presa sin acusación, PPK irá a la cárcel, a Alberto Fujimori le revocaron el indulto y Alan García se suicidó, sabiendo que los colaboradores de Odebrecht no le implicaron como receptor de pagos corruptos, esto pese a la insistencia de los fiscales peruanos.

El régimen vizcarrista copado por la “mugresía” quiere convertir al Perú en una versión light del castro-chavismo. ¡Hay que pararlo ya!





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Luz Salgado fue internada en el Instituto Cardiovascular

Luz Salgado fue internada en el Instituto Cardiovascular