Hoy más que nunca el poder caviar está haciendo una demostración de poder con el control absoluto de todas las instituciones del Estado.
Su antifujimorismo, sin importar lo que diga o haya dicho Vargas Llosa, les ha conducido a sustentar la validez del proceso electoral a favor del profesor Castillo, pero, aislándolo de los sectores más radicales para mantener el control real del poder estatal, con un gabinete ministerial conformado por intelectuales y políticos de esta izquierda rosada, de modo que el espanto popular ante un probable descalabro económico y destrucción de nuestro sistema democrático de gobierno se atenúe y convenza a la población de que no tiene sentido estar pidiendo transparencia ni dilatando la proclamación del profesor Castillo como ganador, aplicando la tesis del hecho consumado.
Hay indicadores que deben ser tomados en cuenta. Si el profesor Castillo es sustentado por el Conare y éste proviene del Movadef que es Sendero Luminoso, ya se les ha enviado como mensaje que pueden encarcelar a todos sus abogados, aunque luego tengan que ser liberados luego de muchos meses sin que nadie explique razones.
Si Keiko Fujimori está promoviendo movilizaciones apoyada por los diferentes grupos políticos democráticos pues la van a frenar con el pedido fiscal de detención, porque si bien el juzgado no dispuso su encarcelamiento, sí le prohibió reuniones y diálogos con sus principales soportes: Miguel Torres y Lourdes Flores Nano.
Si Bermejo sigue con sus majaderas declaraciones, será maniatado con el proceso que se le sigue por terrorismo.
Para que Vladimir Cerrón se abstenga de estar proponiendo extremismos, repentinamente se dispone la detención de varios integrantes del Gobierno Regional de Junín, activistas y dirigentes de Perú Libre, cuyos actos vinculados a la participación de Cerrón en ellos, muestran la utilización de dinero público para pagar la fianza que evitó la detención efectiva de éste y el uso de fondos ilícitamente obtenidos para el financiamiento de la campaña electoral. Esto le puede acarrear a Cerrón otra condena, pero paraliza su equipo partidario y, con esto, la insistencia de imponer su ideario político bajo el control del Partido Comunista Marxista Leninista Mariateguista.
El caso más ridículo y tragicómico es el que protagonizó el morado Guzmán quien, con aires de poder que no tiene, visitó al profesor Castillo para ungirlo presidente de la República, pero, al decir de Cerrón, solicitándole el premierato, el Ministerio de Economía y otras entidades estatales. La respuesta del poder caviar fue rápida y contundente: activaron el pedido de impedimento de salida del país y lo inmovilizaron con el proceso penal en curso.
Solo falta que grupos caviares se peleen entre sí, pero ya Castillo sería solo una marioneta, aunque como todos están de acuerdo en cambiar la Constitución, utilizarán eso como bandera para sus más radicales seguidores.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.