Mijael Garrido Lecca

Mijael Garrido Lecca

LA FÁBRICA DE ALFILERES

Acerca de Mijael Garrido Lecca:



Las raíces de la libertad

En un periodo legislativo de 15 meses difícilmente se podrán hacer cambios estructurales en la forma en cómo la libertad de las personas se traduce en cambios reales que se puedan ver de inmediato. Pero bajo ningún precepto se puede decir que es un periodo de tiempo en el que se pueden sembrar las semillas que luego se conviertan en robustas columnas de libertad. Es viable y correcto pensar -y creo que además estamos obligados a ver este periodo así- como una época de siembra de semillas con las que podremos luego cosechar, con el fruto del trabajo de cada hombre libre, riqueza y prosperidad.

Muchas veces se dice que el Estado peruano está en la obligación de combatir la pobreza; es cierto. Sin embargo, esta tarea puede resultar dificultosa en extremo si se tiene en cuenta que el Estado carece de información y, en todo caso, existe una asimetría de información brutal entre lo que tienen los sectores privados y lo que tiene el Estado a la hora de conocer la capacidad de cada uno de sus ciudadanos y también su condición. Así, muchas veces los esfuerzos del Estado por luchar contra el flagelo de la pobreza resultan en infructuosos esfuerzos, pues se diseñan políticas públicas que das a la médula del problema.

Por eso es que considero que las reformas legislativas que deben plantearse desde el Estado en los próximos 15 meses deben tomar en cuenta las variables anteriores y ser, más bien, una hoja de ruta para plantear propuestas que desde el Estado no pongan, justamente, al Estado en el medio del camino hacia el buen funcionamiento de las políticas públicas. La mayoría de estas propuestas tienen que ver con la informalidad: problema inmenso que carga sobremanera los hombros de los formales y que deja a los informales fuera de toda protección estatal y de cualquier beneficio del que puedan ser beneficiarios.

Hay dos ideas que funcionan bajo esas ideas: #MiPrimeraEmpresa y #LaEmpresaDeLaFamilia. Ambas son reformas jurídicas perfectamente traducibles a la realidad en el espacio legislativo frente a nosotros que perfectamente permitirían cambios estructurales y sobre todo inmediatos para la caótica situación de miles de peruanos. A continuación, explico brevemente cómo es que funcionarían y quiénes serían los beneficiarios de lo que podría darse dentro del marco de ambas leyes. Además, son leyes que operan bajo una misma lógica de análisis económico del Derecho y podrían ser decenas más.

#MiPrimeraEmpresa es un proyecto de ley diseñado para quienes, siendo menores de 45 años, han perdido el trabajo y hoy se encuentran subempleados, muchas veces con varios de sus viejos colegas, luego de trabajar desde su egreso de la universidad en empresas formales: ellos tienen las habilidades técnicas o profesionales para formar empresas que estimulen la demanda interna, que dinamicen la Economía y que -sobre todo- den trabajo inmediato a los cientos de miles de desempleados que están bajo las condiciones que antes hemos explicado. Funcionaría, en la práctica, del modo siguiente. Veamos:

Quienes estén en situación de desempleo podrían disponer del 10% de los recursos que tienen ahorrados en sus fondos de AFP. Ese sería el capital semilla con el que podrían poner empresas. Innovate Perú podría darles, con el soporte del Ministerio de la Producción, el apoyo correspondiente y la Sunat, Sunarp y Reniec podrían asegurarse de que nadie utilice este recurso extraordinario más de una vez. Si los “socios” de las futuras empresas vienen de la misma empresa antigua, podrían recibir un bono por parte del Estado y si son todas mujeres uno más (sobre el anterior) para acortar la brecha laboral.

#LaEmpresaDeLaFamilia apunta a otro sector de la Economía: a todos aquellos informales que no están en condiciones enfrentar los costos de la legalidad. Para ellos se crearía un nuevo tipo de personería jurídica: la empresa familiar de responsabilidad limitada. El solo hecho de la existencia de aquella figura ya les permite a los otrora informales acceso al crédito y a la formalidad. Pero para que esto sea atractivo, el proyecto tiene que poner a disposición de los de los informales un sistema en donde los costos de acogerse a esta idea sean más bajos que los beneficios. ¿Cuáles serían entonces los beneficios?

No impuesto a la renta los dos primeros años y los 4 primeros años en el caso de tratarse de empresas solo conformadas por mujeres. Asesoría constante de Innóvate Perú y apoyo de grupos universitarios de las Facultades de Administración acreditadas que, como hace la Universidad del Pacífico, tomen cartas en empresas reales y las conviertan en formales y sobre todo el elementos productivos y generadores de riqueza a través de la libertad y el trabajo fuerte. Los peruanos no necesitamos que nos regalen nada. Solo necesitamos normas pensadas para nuestra compleja situación que nos ayuden a resolverla.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
JNE lleva a cabo segundo debate de candidatos al Congreso | EN VIVO

JNE lleva a cabo segundo debate de candidatos al Congreso | EN VIVO