En reciente encuentro periodístico y académico de “Conex-Sion”, por Nacional TV Perú, con la participación de la economista y especialista en gestión pública María Elena Vicuña; el doctor en derecho y consultor en el sector público y privado, José Antonio Torres Iriarte; y el director de la ONG “Gobernabilidad Perú”, Eduardo Calderón de la Barca, profundizamos en el problema de la burocracia dorada en tiempos de pandemia, sus privilegios y el dispendio de recursos públicos en los ministerios.

También se advirtió que en el debate electoral y en el conocimiento de los jefes de los actuales partidos políticos, muchos de los cuales desaparecerán el 11 de abril, ese problema no se aborda con propiedad o sencillamente se ignora por completo, no existiendo la debida atención ni la voluntad para afrontarlo racional y sistémicamente.

Pero en medio del estudio del tema salta a la opinión ciudadana el caso del Ministerio de Energía y Minas (Minem), donde no se descarta –y la Contraloría de la República deberá auditar- la posible existencia de “puestos fantasmas” en algunas dependencias de ese sector en el sur del país, así como TDR’s y consultorías entregadas a dedo, amén de otro tipo de problemas en Lima, concretamente en la Oficina General de Gestión Social (OGGS), donde asuntos éticos o privados habrían complotado contra la eficiencia del trabajo de los funcionarios públicos.

Esto último se condice con cierto malestar en las rondas campesinas de Huancabamba, preocupadas frente al reciente huaico en Canchaque (Piura), que destruyó zonas del poblado, espacios ganaderos y de cultivo, generando damnificados y afectados, a causa -en gran parte- de la descoordinación en resolver técnicamente los pasivos ambientales mineros en la zona de Pampa Mina, ya que el trabajo conjunto del Minem y la población se paralizó en noviembre pasado por supuestos líos en la OGGS y desavenencias íntimas entre funcionarios públicos, cuyos sueldos y consultorías van de S/ 18,000 a S/ 30,000, en tiempos de pandemia y teletrabajo.

Estamos en el gobierno del Partido Morado, que es el continuismo del de Vizcarra, y eso podría impedir una real e inmediata investigación. No olvidemos que el economista Jaime Gálvez fue viceministro del “Lagarto” y desde noviembre del 2020 ha pasado a ser el titular del Minem, en el régimen de presidente Sagasti; y que la actual secretaria general de este portafolio, Soraya Altabás, no hace mucho fue secretaria general del Minsa, durante la gestión de Víctor Zamora.

@RafaelRomeroVas

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.