Se viene difundiendo una serie de falsedades en torno a las iniciativas legislativas promovidas por la bancada de Renovación Popular, que junto a otras, buscan fortalecer la autonomía universitaria. A continuación, vamos a derribar cada uno de estos mitos:

1. “Se quiere restarle autonomía a la Sunedu, y retornar a la Asamblea Nacional de Rectores (ANR)”.

FALSO. El dictamen recaído en el Proyecto de Ley 697-2021-CR, que fuera aprobado en la Comisión de Educación, establece entre otras cosas que la Sunedu es un ente autónomo. Asimismo, establece que el Directorio de la Sunedu estará compuesto por: un representante del Ministerio de Educación, un representante del Concytec, un representante del Sineace, un representante del Consejo Nacional de Decanos de los Colegios Profesionales del Perú, dos representantes de las universidades públicas que cuentan con rector, y dos representantes de las universidades privadas que cuentan con rector. En ningún momento se regresa al sistema anterior de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) ni se desactiva la Sunedu; al contrario, se democratiza.

Los representantes de las universidades públicas y privadas serán elegidos democráticamente y no, no son rectores. Ellos, al ser mucho más cercanos a la realidad universitaria, aportarán desde su experiencia a la labor de la Sunedu.

2. “Se busca a dar una ‘segunda oportunidad’ a las universidades privadas no licenciadas”.

FALSO. El dictamen aprobado en la Comisión de Educación recaído sobre el PL 137/2021-CR no es aplicable a todas las universidades privadas no licenciadas, sino solo a las universidades asociativas.

El objetivo de este proyecto es garantizar la igualdad ante la ley corrigiendo el trato discriminatorio del Estado frente a las universidades asociativas mediante el Decreto Supremo 016-2019-MINEDU, en el cual se otorgó un plazo adicional a las dos universidades nacionales que no obtuvieron resolución de licenciamiento, otorgándoles un trato preferente para que alcancen las condiciones básicas de calidad, siendo orientadas por una Comisión Técnica y el Ministerio de Educación, contando para tal fin, incluso, con presupuesto público.

3. “Se busca que las universidades puedan crear secciones –’filiales’– sin garantizar condiciones mínimas de calidad”.

FALSO. El dictamen recaído en el Proyecto de Ley N° 730/2021-CR, que fuera aprobado por la Comisión de Educación, incluida la exministra de Educación, la congresista Flor Pablo, establece expresamente que: ‘‘Las universidades públicas licenciadas pueden establecer secciones de facultad o de escuelas profesionales como un espacio formativo permanente, ubicado fuera del ámbito local o sede principal de la universidad pública licenciada, solo dentro de su jurisdicción regional y previa supervisión de Sunedu”.

El dictamen que sólo modifica el artículo 31° de la Ley Universitaria, si bien faculta a las universidades públicas licenciadas a establecer escuelas profesionales o secciones de facultad fuera del ámbito local o de su sede principal, también establece claramente que estas secciones o escuelas se encuentran dentro del ámbito de supervisión de la Sunedu, con lo cual no están exoneradas de ningún tipo de exigencia.

Así pues, queda en evidencia el accionar malintencionado de un gran sector de la prensa que, junto a intereses caviares, pretenden desinformar a la población con el único propósito de salvaguardar sus privilegios. ¡No se deje engañar!

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.