Me da vergüenza la clase empresarial, los líderes gremiales y todos aquellos genuflexos y acomodados que sostienen que el cambio de premier es positivo para el Perú. Son absolutamente superficiales y se dejan impresionar por las supuestas formas de la señora Vásquez; opiniones ligeras de quienes no se han dado el trabajo de conocer su trayectoria.

Vásquez Chuquilín es una reconocida antiminera, quien a través de Grufides, organización en la que trabajó por más de 10 años, fue una de las detractoras más duras de Conga y toda la actividad minera en Cajamarca. ¿Cómo se va a colocar la importante cartera de 60,000M en proyectos mineros con una enemiga acérrima y emblemática del sector liderando el Ejecutivo? ¿Por retener el poder traicionará sus principios?

Además, ha trabajado en Aprodeh, asociación marxista-leninista que lideró el acoso judicial contra los héroes de la operación Chavín de Huántar y pidió que se retirase al MRTA de la lista de grupos terroristas proscritos en Europa. Qué tranquilidad puede darnos que una militante de izquierda radical sea la portavoz más autorizada del gobierno luego de Castillo.

Votó en contra de la vacancia de Vizcarra y sostuvo que el Congreso debía pedir perdón al país por haber tomado una decisión tan irresponsable que causó la muerte de Inti Sotelo y Bryan Pintado; esta dueña de “la moral política” levantó el dedo acusador contra Merino y Flores-Aráoz y, con lenguaje descarnado, los señaló como los responsables políticos de la violencia y represión policial pero no tuvo ni una sola palabra contra Canal N y toda la prensa azuzadora.

Durante el penoso paro agrario y luego de tres lamentables víctimas mortales, solo se limitó a pedir al ministro del Interior que se respeten los estándares nacionales e internacionales sobre el uso de la fuerza durante las manifestaciones. Ni una sola referencia a Sagasti, ni una sola imputación de responsabilidad hacia el gobierno. Así es el doble discurso de la Izquierda.

Además, señaló como un gran logro de su presidencia haber conseguido la inhabilitación de Vizcarra, cuando en su momento fue su ardua defensora y votó en contra de la vacancia. Las ansias de poder de la Izquierda son tan voraces, que no tienen ningún recato en acomodar su discurso e intentar invertir la realidad.

Recientemente y tratando de allanar el camino hacia la Confianza, declaró que la nueva Constitución no es una prioridad cuando hace menos de un año (11/2020) firmó un proyecto de ley multipartidario que buscaba someter a referéndum la elaboración de una nueva constitución a través de una Asamblea Constituyente.

¿Ideológicamente hablando, qué la distingue de Cerrón o Bellido? Es el mismo oscurantismo vestido de mujer.

La mejor forma de combatir el Comunismo es mantener viva la memoria de su criminalidad y los millones de víctimas de este sistema totalitario y represor. La gran responsabilidad recae en aquellos que hoy se acomodan y solo defienden su metro cuadrado, y en los partidos democráticos de oposición.

El apostolado es arduo y permanente y requiere que nos metamos la mano al bolsillo y lo financiemos. Por una sola vez, que la inmediatez no nos gane. El futuro de nuestros hijos y de ese Perú que, aunque podamos negarlo, queremos infinitamente, está en nuestras manos. El tiempo juega en contra nuestra.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.