Por José Linares Gallo

En la actualidad, los docentes son los servidores públicos con mayor número de trabajadores de la tercera edad. Es necesario facilitarles la jubilación, incluyendo en su pensión las bonificaciones otorgadas, para que se jubilen con 25 o 30 años de servicio. Hoy en día, un docente que gana 2,000 soles, termina con una pensión de 800 soles.
Esto permitiría que los profesores que se queden y los nuevos que se contraten, sean capacitados para asegurar el ejercicio de la docencia con plenas capacidades digitales. Debemos recordar que nuestros niños y jóvenes son nativos digitales que tienen nuevas formas de expresarse y de aprender.
Volver a la escuela de manera 100% presencial traerá riesgos sanitarios muy graves, con un virus incontrolable hasta la fecha, en el corto, mediano y largo plazo. De ahí que es necesario buscar una alternativa mixta pero que asegure la calidad educativa, a través de dos turnos intercalados de tres días presenciales a la semana, entre lunes y sábado, de 8 horas cada día, equivalente a 5 medias jornadas, que era el total de horas que recibían los estudiantes antes de la pandemia. Estas jornadas presenciales, sumadas a la educación remota vía Aula Digital Interactiva dos días a la semana, incrementarán la calidad y las horas de clases, significativamente.
Esta propuesta, además, contribuirá a disminuir el tránsito de escolares en 50%, lo que favorecerá a un tránsito vehicular que ya es caótico sin escolares, y que hace vulnerables al virus de la covid-19 a todos los que se transportan.
Se hace necesario asegurar desayunos y almuerzos altamente nutritivos durante los tres días de clases presenciales de ambos grupos, en los respectivos colegios y, de manera focalizada, durante los dos días de educación en casa, a través de los programas sociales, como los comedores populares y otros, ubicados dentro de la comunidad cercana al estudiante. También harán uso de este servicio las madres gestantes, para asegurar la nutrición de los niños desde su concepción.
Al encontrarse gran parte de la infraestructura escolar en mal estado, es necesario seleccionar al 60% de colegios que dispongan de las mejores condiciones, para que, con los arreglos que sean necesarios, estos puedan asumir el doble turno, disponiendo de un mantenimiento permanente. De esta manera estarán en condiciones de recibir a una mayor cantidad de estudiantes, provenientes de los colegios privados que han cerrado debido a la pandemia.
Para recuperar el deporte en la educación primaria y secundaria, es necesario sumar, a la infraestructura deportiva de los colegios seleccionados, nueva infraestructura, a partir de los locales no utilizados. También se debe utilizar esta infraestructura para generar una red de centros tecnológicos distritales, a disposición de la comunidad, que permita que los jóvenes que hoy día son conocidos como NINIS (ni trabajan ni estudian), accedan a formación tecnológica, que les permita convertirse en nuevos emprendedores, en función de sus habilidades y capacidades.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.