Finalmente se consumó el fraude en mesa y el profesor rural Pedro Castillo fue proclamado el lunes como presidente electo por el jurado que lidera el comunista -y defensor de terroristas- Jorge Luis Salas Arenas. La asunción de Castillo era inminente, pues el JNE rechazó comparar las firmas de las actas de sufragio con la información oficial del Reniec. Así, no había manera de evidenciar la trampa hecha por Perú Libre en determinadas mesas, la cual no solo fue denunciada por Fuerza Popular, sino por la mayoría de partidos democráticos que se volcaron a las calles -junto a miles de ciudadanos- a exigir que se respeten los votos.
A su vez, el caviar encargado de la presidencia, Francisco Sagasti, jugó en pared con sus pares ideológicos y se negó a solicitarle a la OEA (o a cualquier otro organismo internacional) que audite la segunda vuelta. Sagasti adujo que no podía entrometerse en el proceso electoral, pero, paradójicamente, antes llamó por teléfono al Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa para que convenza a Keiko Fujimori que acepte su derrota.
La cancha, desde siempre, estuvo inclinada para favorecer a Castillo, que tuvo que ser excluido de la elección porque no declaró ser dueño de una constructora en Chota. Lo mismo debió ocurrir con Dina Boluarte, flamante vicepresidenta de la República, quien jamás renunció a su cargo como alta funcionaria del Reniec para poder postular. Además, según la Fiscalía, la campaña de Perú Libre fue financiada con dinero negro de ‘Los Dinámicos del Centro’, que fue obtenido con el cobro de coimas por licencias de conducir y cupos a trabajadores CAS.
Los comunistas -junto a sus socios caviares- se instalarán en los próximos días en Palacio de Gobierno y con ello corre peligro la prensa independiente. Ya una fiscal abrió una investigación a los periodistas Beto Ortiz y Phillip Butters por el supuesto delito de sedición. Esta pesquisa se dio luego de que tinterillos de Perú Libre (Raúl Noblecilla, Tito Wanka, entre otros salchipaperos) presentaran una denuncia sin pies ni cabeza porque dicho ilícito significa levantarse en armas. Previamente, el mismo Castillo y el abogado Julián Palacín enviaron una carta al MTC pidiendo que se tomen acciones legales contra Willax por supuestamente violar innumerables derechos.
Y, por si esto no fuera poco, las cuentas de Twitter de Willax y PBO fueron suspendidas por presuntamente propalar “noticias falsas” (la cuenta de EXPRESO también fue atacada desde Alemania). Sucede que el diario de izquierdas La República es el factchecker principal de las redes sociales. ¡Es la policía moral, que decide lo que es cierto o no en Facebook!
A pesar de todo, no van a lograr silenciarnos: seguiremos denunciando toda la perversidad del poder de turno. No les tenemos miedo, aquí los esperamos. Saben donde encontrarnos.
– Que no pase desapercibido que la presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios, es una “hermanita”. Panorama reveló que le pidió un favor judicial a Walter Ríos, encarcelado por ser parte de ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’, para su hermano. Por este caso, hay una investigación contra Barrios por tráfico de influencias en la Fiscalía de la Nación que nadie quiere asumir. La Junta Nacional de Justicia debería, como actuó con los fiscales con supuestos vínculos con esta red criminal, destituirla de su cargo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.