La empresa corrupta ODEBRECHT habría financiado la campaña de Enrique Peña Nieto, según la denuncia de Emilio Lozoya Austin, quien con la finalidad de obtener un criterio de oportunidad que le proporcione una salida alternativa en los casos donde es investigado. Aportó datos que permitirán conocer sobre los sobornos entregados por ODEBRECHT en Mexico, tanto al gobierno como al Poder Legislativo con la finalidad de lograr la reforma energética. Mencionó también, y con gran detalle, como ODEBRECHT aportó a las campañas del Partido Revolucionario Institucional, entre las cuales figura la de Enrique Peña Nieto, quien Habría recibido la promesa de recibir financiamiento para una futura campaña presidencial cuando era gobernador. Emilio Lozoya le pidió a Luis Well que ODEBRECHT debía aportar 6,000.000.00 (seis millones de dólares americanos) a cambio la corrupta empresa se beneficiaría de un incremento en la construcción de obras y con ello el aumento en los contratos. Al ganar Peña Nieto se materializó la reforma energética, para lo cual también se pagaron sobornos para la compra de votos de legisladores, que agresivos habrían extorsionado a Lozoya para cobra más y más dinero sucio de OODEBRECHT, que depositó a sus cuentas para ser distribuidos en bolsas y maletas en oficinas contratadas por Pemex cuando ejercía el cargo de presidente.

Esta denuncia, detalla hechos concretos, lugares, identifica e individualiza a los implicados, proporciona fechas, montos, cuentas, etc. Es decir, goza de contundencia y calidad para ser evaluada y dar inicio a lo que conocemos como colaboración eficaz. Se trataría de información recabada de un ciudadano mexicano, tan poderosa que no necesitaría de la colaboración eficaz de la corrupta ODEBRECHT y de sus funcionarios corruptos que obra en manos de la justicia en Brasil, pues está condiciona a los países agraviados a medidas que no hacen sino proteger a la empresa corrupta. La justicia mexicana debe corregir lo que ha sucedido en otros países como el nuestro, donde ODEBRECHT utilizó el sistema de justicia para gozar de impunidad, lograr el cobro de montos millonarios, incumplir con el pago de impuestos, y lo más grave; seguir contratando con el Estado. Que no duden los mexicanos, ODEBRECHT pone y saca presidentes, ocurrió en Perú, como en todos los países donde operó, los presidente fueron burdos empleados de la gran corrupta empresa. No se trataban de actos de corrupción aislados para pagar una que otra coima, Odebrecht quería decidirlo todo, pagó casi todas las campañas presidenciales, en Perú también hizo lo mismo con la finalidad de lograr una reforma energética que se materializó en el gobierno de Ollanta Humala, pues a mérito de un proyecto de ley que presentó se aprobó la ejecución de proyectos mediante APP para la generación de energía por gas.

Al encontrarnos próximos a una campaña presidencial, es indispensable tener presente la situación de los partidos que se encuentran cuestionados por haber sido financiados por la empresa corrupta ODEBRECHT, si bien no existe ninguna sentencia y varios se amparan en no haber sido gobierno, el riesgo que corre nuestro país es muy alto. Hoy más que nunca necesitamos que alguien coja las riendas de nuestro país. Solo queda el voto ciudadano que debe darle su confianza a los partidos que no se encuentren vinculados a esta empresa corrupta.