A un mes de las elecciones el panorama electoral no está nada claro, el desinterés de los electores para elegir al próximo Presidente de la República se ve reflejado en los votos blancos o viciados que sigue alto llegando en esta oportunidad a casi 28%.

Lo que sí está claro es la tendencia de crecimiento constante del candidato López Aliaga, el cual alcanza el primer lugar en el presente estudio (12%), por lo que su pase a segunda vuelta, si logra soportar los ataques y hacer un buen debate, estaría casi garantizado.

La discusión se torna en cuál sería el otro candidato que pasaría a segunda vuelta, dado que todavía hay cuatro partidos políticos en empate técnico en el segundo lugar. Pero analicemos lo que viene pasando en este grupo:
A pesar de su caída en intención de voto, el candidato Forsyth tiene un importante respaldo en Lima, el sur y el oriente, por lo que deberá esforzarse en convencer a ese grupo de indecisos e indignados que aún buscan un Presidente y frenar su caída.

En el caso de Keiko Fujimori, tiene un voto duro que no ha mostrado variación durante toda esta campaña electoral, además sus posibilidades de crecer dependen de la caída de Forsyth y otros candidatos.

Respecto a Hernando de Soto, este candidato ha mostrado un ligero crecimiento, que lo coloca aún con posibillidades de pelear su pase a la segunda vuelta, todo dependerá de que salga victorioso en el debate presidencial.
Respecto al candidato Lescano, con un apoyo importante en Lima, en el centro y en el sur, sube 1.5 puntos respecto al mes anterior alcanzando un 7.1% de intención de voto que lo ubica en la pelea y con la posibilidad de pasar a segunda vuelta si logra impactar en el debate.

Finalmente, el debate presidencial es decisivo y permitirá que la población indecisa pueda decidir por los que han tenido mejor performance. De más está decir que un error o un ataque puede dejar de carrera a cualquiera de los candidatos considerados hasta hoy favoritos.

MANUEL SAAVEDRA