¡Patear el tablero no era opción!

¡Patear el tablero no era opción!

Luego de un angustioso periodo de más de dos años, la Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” de Ica – U.N.ICA, mi alma máter, recibe por fin el ansiado licenciamiento institucional por seis años otorgado por Sunedu y luego de pasar por una comprobación exhaustiva que cumple plenamente con las exigencias básicas de calidad que toda institución universitaria debe reunir. Hay que acotar que la U.N.ICA logró su licenciamiento bajo un nuevo modelo, aplicable por vez primera, mucho más exigente que el anterior con el que licenciaron las anteriores universidades, este modelo denominado de licenciamiento de universidades nuevas evalúa la calidad de ítems tales como: modelo educativo, gestión, oferta académica, propuesta en investigación, responsabilidad social y transparencia. El licenciamiento conseguido permite a la universidad iqueña una oferta académica de calidad a la comunidad a través de cuarenta programas de estudios que cubren casi todas las carreras profesionales que se dan en nuestro país.

De haber sido considerada como el patito feo hoy la U.N.ICA ha pasado a ser ejemplo de cómo se puede lograr el licenciamiento institucional sin tener que sacarle la vuelta a la ley universitaria, sino cumpliendo con los plazos establecidos y demostrando en los hechos que se trata de una institución que garantiza una enseñanza de primer nivel. Ahora esta alta casa de estudios se prepara para ofrecer nuevamente exámenes de admisión, esperados largamente por miles de jóvenes de la región y de otros sitios del país que buscan con todo derecho forjarse un futuro promisorio adquiriendo un título profesional. Solo la facultad de Medicina Humana estará impedida de recibir nuevos ingresantes ya que ahora deberá obtener su respectiva licencia como carrera profesional, lo que solo es posible al haber conseguido previamente el licenciamiento institucional la “San Luis Gonzaga”, que no dudamos también lo conseguirá y será ocasión para tomar razón de su producción científica. Recordemos que son más de cincuenta facultades de Medicina Humana en el país, la de la U.N.ICA se cuenta entre éstas.

Así las cosas, viene el reto de lograr el licenciamiento de sus facultades, escuelas y programas de estudio, trabajo que será mucho más arduo pero imprescindible en los actuales tiempos de la sociedad de conocimiento en que vivimos, la U.N.ICA en este sentido tiene ventajas comparativas con respecto a otras casas de estudio ya que cuenta con recursos adicionales como el FOCAM (Fondo de Desarrollo Socioeconómico de Camisea), con los que podrá con toda tranquilidad afrontar los gastos que toda acreditación de calidad conlleva. Como iqueña y egresada de sus aulas tengo mucha alegría por el logro alcanzado por la “San Luis Gonzaga” y extiendo mis felicitaciones a todos los integrantes de su comunidad universitaria. Patear el tablero de la Reforma Universitaria, esperar un salvavidas desde el Congreso o rendirnos… ¡No era opción!

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.