Pedro Castillo y la demolición de sus opositores

Pedro Castillo y la demolición de sus opositores

Phillip Butters es sin duda el periodista más frontal contra el gobierno de Pedro Castillo, en sus diversos programas, tanto digitales, de radio y televisión ha desnudado siempre con acierto los actos de corrupción de este gobierno y de los que los antecedieron.

La pérdida del ejercicio de las libertades pasó, en este régimen antidemocrático, de ser una amenaza a ser una vulneración flagrante. La libertad de prensa, con el cierre de la señal de radio de PBO, se perdió para siempre en el Perú.

La campaña psicosocial usada en el pasado es retomada hoy por Pedro Castillo en un régimen comunista, como la única salida para sostenerse frente a graves cuestionamientos que afianzan su pronta vacancia.

Pedro Castillo como otros dictadores necesita que la prensa ensalce su imagen y para ello requiere demoler a sus opositores en todas las formas, creando campañas de demolición mediática e inventando mentiras. Usa al Ministerio Público como su arma de persecución política, ha cerrado la señal de la radio PBO que era conducido por Phillip Butters y diversos periodistas valientes que minuto a minuto transmitían la noticia respetando la legalidad, es decir, sin manipularla para beneficiar a este régimen, para ello se ha valido de un requerimiento de allanamiento e incautación de equipos que el Poder Judicial debió desestimar al no cumplir con los requisitos legales exigidos por ley.

La radio Tigre S.A.C. cuya denominación es Radio PBO, tiene en curso demandas contra el MTC que buscan dejar sin efecto diversas resoluciones, entre ellas la Resolución Viceministerial Nro. 648-2019, mediante las cuales declaró extinguida la autorización para prestar servicios de autodifusión por ser una decisión arbitraria. Además, la investigación penal Nro. 174-2021, iniciada por delito de hurto agravado, fue objeto de archivo definitivo mediante disposición número 03 de fecha 18.10.2021, es decir era el ámbito judicial, la zona de discusión y resolución de este conflicto que pese a que data del año 2019, no ha impedido el funcionamiento de la señal de radio.

¿Es hoy para el Gobierno una urgencia callar a sus opositores? La respuesta es afirmativa, la primera víctima es Phillip Butters y PBO la primera radio cuya transmisión se interrumpe para demoler a un opositor. Que quede claro, se reconozca como tal y lo más grave es que se utiliza al Ministerio Público como arma de persecución política.

Está quedando el mensaje al resto de los medios que como Wilax y el diario Expreso enfrentan un régimen autoritario. Qué más espera este Congreso de la República, qué pasa con sus congresistas, la traición tiene un límite, vaquen a Castillo que el Perú ingresa hoy a su etapa oscura donde la democracia sin duda desaparecerá.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.