El cierre de la Base Naval fue un de los objetivos del Plan de Solución Política de Sendero Luminoso, lo cual hoy se ha hecho una realidad, fue palabra de maestro cumplida. Esto dará lugar a que Abimael Guzmán sea trasladado a un penal donde podrá recibir visitas, reactivar sus escuelas populares y tendrá comunicación con otros terroristas. Anunciar el traslado de Vladimiro Montesinos no es más que un globo de ensayo para probar la reacción de la ciudadanía, y claro un favor pagado por haber generado la duda con sus comunicaciones en pleno escrutinio electoral.

Con el traslado de Abimael Guzmán, Sendero Luminoso está consiguiendo sus objetivos, lo grave es que esto se da gracias a decisiones gubernamentales, toca entender que este grupo terrorista llegó al poder por otro camino distinto a la lucha armada.
Con el primer objetivo cumplido del Plan de Solución Política, Sendero Luminoso viene por más, el escenario futuro será dar una amnistía general a sus miembros, comenzando por Abimael Guzmán. Es un compromiso al que está obligado el profesor, luego el objetivo será traerse abajo la legislación antiterrorista que trae consigo delitos como la apología, entre otras graves.

No son los únicos compromisos pendientes de cumplir, desde el Vraem, los interesados están a la expectativa de la aprobación de la Ley de Coca, de la expulsión de la DEA del Perú y la erradicación de las bases contrasubversivas. La palabra del maestro está empeñada.
¿Qué queda por hacer? Comenzar la lucha ideológica y política por la democracia y contra el terrorismo. Para esa tarea solo quedamos los ciudadanos, pues los políticos del Congreso, pese a ser parte de nuestra esperanza para esta lucha, prefieren un selfie con Castillo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.