No menos de 50,000 personas se han autoconvocado a Lima para recibir la credencial entre ronderos, chacareros, comuneros y los aguerridos «espartambos» anti «Tía María» pues el cómputo electoral ya concluyó al 99.92% determinándose que Castillo ya ganó por 49,718 votos. El 0.02% faltante es solamente 14,400 votos. No lo afecta.
Las 15 instituciones internacionales, veedores de la elección, precisaron que las elecciones fueron limpias (Unión Europea, OEA, etc.) y principalmente la Alta Comisión de Derechos Humanos de la ONU.
Esto es categórico, nacional e internacionalmente.
Lo demás: impugnaciones fuera de plazo, su otorgamiento indebido y rectificación, nulidad de la segunda vuelta y finalmente de todo el proceso electoral, son leguleyadas y ya golpe de Estado en marcha, basado en la decisión de Keiko de no reconocer estas elecciones considerándolas un fraude total.
Es decir, Keiko ya no es personaje principal, ahora es el general Montoya, congresista electo y probable presidente del nuevo Congreso, en tal calidad sueña con suceder a Sagasti por un año perentorio como Encargado de la Presidencia convocando a elecciones generales para el 2022: posible cuarta candidatura de Keiko.
Inexorable la entrega de la credencial.
El Presidente Castillo ya declaró el reconocimiento de la propiedad privada, nada de estatización y que mediante el diálogo tratará con las empresas su cambio ineludible de capitalismo delincuencial (salvaje) a un capitalismo racional; es decir, que de la situación delincuencial en la que se encuentran ahora pasen a situación legítima-legal; lo que significa que reconozcan la parte del mineral extraído que le corresponde a su dueño natural, el Estado peruano.
Inexorable que a agosto próximo hayan entregado la parte que corresponde al Estado. De lo contrario, serían demandados en Perú (delito de apropiación ilícita) y en sus países (delito de prácticas corruptas en el extranjero).
Lo más trascendental es que a partir del próximo 28 de julio, el Perú tiene objetivo nacional: ser potencia mundial con alta ciencia y nanotecnología propias. El nuevo patriotismo consiste en que trabajemos todos en función de recuperar la grandeza de nuestros ancestros Incas.
Recalco que los observadores internacionales han declarado que no ha habido fraude.
La presencia de los autoconvocados, en especial los ronderos y etnocaceristas, es asumir en coordinación y/o autorización de nuestra Policía nacional, la seguridad de la ciudadanía, de las autoridades y especialmente del presidente del JNE cuyo domicilio está siendo sitiado por las huestes de Keiko.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.