Cuando uno habla de comunismo la mayoría de peruanos lo relaciona inmediatamente a Venezuela o Cuba. Tal vez porque vemos sus consecuencias en cada inmigrante que ha llegado al Perú o porque es historia más reciente. Pero, aunque parezca increíble hay gente que no sabe qué es el comunismo, ni cómo identificarlo, ni que hubo una relación directa con el desastre de Venezuela y Cuba, ni menos saben de dónde nace su ideología.

Por eso me parece importante explicar cómo se forma y quiénes lideraron ese modelo, porque cuando un candidato empieza a enarbolar estas banderas y empieza a contar planes que ya destruyeron otros países hay que saber leer las señales y tener mucho cuidado en que si quiera se mencionen ideas vinculadas a esta ideología. Algunos dicen que no importa porque no tienen nada que perder, pero hablan desde el desconocimiento, por el contrario, les cuento que tienen mucho que perder porque una de las cosas que se pierden con el comunismo es la libertad y la vida, y sin eso no haces nada.

Históricamente los partidos comunistas adoptaron la obra de Karl Marx y Friedrich Engels como doctrina y programa, a lo que se le conoce como “marxismo”. Ellos mismos se definieron en la década de 1840 como “comunistas” para luego de varios años cambiarse al término “socialistas”.

En 1917 en Rusia los comunistas toman el poder bajo el mando de Vladimir Lenin, y el liderazgo ideológico pasó a manos de la Internacional Comunista. Es en este año que Lenin introduce la definición de socialismo y comunismo como etapas sucesivas en la teoría marxista, entre otras cosas nos habla de “la conquista del poder político y destrucción del Estado burgués y su sustitución por un estado obrero”. Todos sus aportes son conocidos como “leninismo”.

Posteriormente durante el mandato de Iósif Stalin utiliza el nombre marxismo-leninismo para formular su ideología política, dándole una interpretación adicional donde se verticalizaba la estructura interna del partido, siendo casi un culto a hacia su persona, lo cual fue abandonado por el Partido Comunista de la Unión Soviética a su muerte.

Luego el liderazgo del comunismo pasaría a China con Mao Tse Tung quien continuaría la doctrina estalinista, que pasó a denominarse “marxismo-leninismo-maoísmo”.

¿Le suena esta última frase? Seguro que la ha escuchado ahora en campaña, por eso es importante que entienda que en la época de Lenin se asesinó a más de 1 millón de personas en su mayoría campesinos, que Stalin causó más de 50 millones de muertos entre fusilados, la hambruna y desplazados, y que Mao cargó con más de 78 millones de muertos, incluyendo mujeres y niños. Todos ellos empezaron hablando de darle el poder al “pueblo” pero finalmente los terminaron matando.

@sandrostapleton