Phillip Butters

Phillip Butters

COLUMNA DE HIERRO

Acerca de Phillip Butters:





MORBO Y PSICOSOCIAL

Ese miserable llamado John Taylor Pizarro Coronel merece ser procesado y sentenciado por violación. Las pruebas “aparentemente” son contundentes por lo visto en el video que se ha propalado primero en redes sociales y luego por televisión nacional a toda hora del día, en horario de protección al menor,  y luego a altas horas de la noche. Y entrecomillo la palabra aparentemente porque si la chica que ha sido víctima no se presenta y testimonia en contra de este sujeto, este maldito podría salir libre en muy poco tiempo.

Es evidente que la chica no está en sus cabales, o borracha, o drogada, o las dos cosas a la vez, pero lo que si es clarísimo es que ella ni se da cuenta de lo que pasaba, no atinaba a defenderse, no reaccionaba ante este abuso vil, ¡que era grabado desde un celular por otro miserable que no la socorrió!. Nunca hubo denuncia, es muy probable que la chica ni se haya dado cuenta de lo que pasó, o si se dio cuenta, no acusó a ese tipejo, que no se sabe si la conocía, si era su enamorado, o amigo, o conocido, si la “pepeó” o si tomó con ella. Simplemente la víctima hasta hoy es una NN.

Si esta pobre mujer abusada no se presenta y denuncia, será, entre otras cosas, porqué el sistema está hecho para favorecer al violador, el proceso es enrevesado, y las penas son benignas en muchos casos, además de ello, esta mujer será expuesta a la vergüenza pública por las propias cámaras de video de la policía que se han prestado a psicosociales ultra conocidos como el caso “Ciro del Colca vs. Rosario Ponce”, o el difundidísimo caso de “Paul Olortiga mató a Edita Guerrero”, ambos, impresentables desde el punto de vista penal, absolutamente inverosímiles e insustentables, pero que dieron ratings y tirajes millonarios con los que los dueños de los medios lucraron sin asco ni contemplación alguna para con los deudos o presuntos victimarios. Destrozaron la vida de Olórtiga y de la chica Ponce, y jamás pidieron siquiera disculpas por difamaciones flagrantes. Ahora último el escarnio sobre la muerte de Yactayo vuelve a ser usado como cortina de humo, sin ninguna consideración por la anciana madre del asesinado.

Se imaginan a esa chica violada e todas las portadas de los diarios y dando rating a todos y cada uno de los noticieros con sus declaraciones y con el recorrido televisado de la pericia de reconstrucción de los hechos, ¿así tratarían a sus hijas los editores generales de noticias o los accionistas de los canales de TV si se tratase de un familiar?.

Es muy probable que la joven no quiera dar la cara o que recién se haya dado cuenta de lo que le hizo ese desgraciado viendo la TV. Para protegerla, lo mínimo que se debería hacer es preservar su anonimato, aunque sea los primeros días, porque del “show” del morbo no se librará pues es garantía de la administración de justicia la publicidad de los juicios penales. Y si esa chica asustada no se apersona no se podrá probar debidamente la violación y Pizarro Coronel seguro se paseará por las calles y otras discotecas siendo solo sancionado levemente por actos contra e pudor luego de haberle roto la vida a una chica que nos e topó con nadie con humanidad  y valentía para defenderla.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Jorge Barata versus Luis Nava

Jorge Barata versus Luis Nava