Phillip Butters

Phillip Butters

COLUMNA DE HIERRO

Acerca de Phillip Butters:





PELIGROSA INDIGNACIÓN

Toledo acumula la mayor cantidad de pruebas y testimoniales con respecto a sus notorios actos de corrupción y se escapa en cámara lenta, a vista y paciencia del PJ, la Fiscalía, y el Gobierno de su “excolaborador”, así lo llama su exjefe PPK, y en el momento que usted lee estas líneas el “Cholo Sano y Sagrado” goza en Palo Alto, por todo lo alto, del dinero y estatus que le dio ser Presidente del Perú. Es tan evidente que el mandatario de turno lo apaña que la ministra de la Mujer Ana María Romero -también lo fue en el gobierno chakano- que fue la presidenta de la ONG para el Desarrollo Global de ATM y sigue con pie firme en el Consejo de Ministros como ojos y oídos del prófugo.

 

Humala y Nadine nunca supieron explicar los fondos de sus dos campañas presidenciales. La ONPE, las Procuradorías Anticorrupción, la Fiscalía y el PJ se han hecho los tontos durante años al respecto, ¿o no fue el mismísimo Kuczynski -¿se retractó después?- el que denunció que Virly Torres, la consejera chavista, les traía dinero en efectivo utilizando las valijas diplomáticas de la embajada de Venezuela? Luego, con Maduro en el poder bolivariano, con Dilma heredando a Lula, volvieron a tener una campaña groseramente rica y se siguieron burlando de todos los controles legales. Ahora ya se sabe que el dinero lo puso Odebrecht y no sería sorpresa que también OAS y Camargo Correa hayan hecho los mismo pues hasta donde ya se sabe -por las agendas de Nadine y por confesión de parte- la amiguísima de “La Jefa” cobraba suculentas consultorías sin ser especialista en nada. También hay evidencias palpables de coimas durante la gestión de Villarán por parte de OAS, también se sabe del dinero en efectivo de los “doleiros” para la campaña de la hoy mudísima Susana, pero ella es ¡intocable! La cosa se pone atroz con el “caso Madre Mía”. Sin asco, García Sayán se hace el distraído, César San Martín el implacable carcelero de Fujimori por “autoría mediata” se volvió misteriosamente idiota para con el izquierdista Humala. Su promocionada decencia y probidad sufrieron una “Gran Transformación” para archivar un caso de asesinato y desaparición de personas. Al toque, Francisco Soberón, tremendo defensor de terrucos, escupió sin asco, y dijo ausente de vergüenza alguna que ellos sí sabían que el “capitán Carlos” era un conspicuo matador de campesinos pero que lo preferían a él que a Keiko. Chehade y Abugattás afirman que los “cojudearon y huevearon”.

 

Montesinos y “Caracol” hacen lo que se les da la gana en sus celdas y penales. Edu Saettone vuelve maleable los hechos, la justicia, camina libre por la calle, y se apresta a seguir manejando con su nuevo brevete -¿o con el mismo?- para seguir siendo un peligro público al volante porque su familia tiene la suficiente plata e influencia para sacarlo de apuros. Un tal Riera mata a tres en la Costa Verde y se va silbando fuera del país.

 

El sistema de justicia y derechos humanos está indignando al “populorum”, que con o sin marchas o lavados de bandera, va a recurrir a la “Ley del Talión” antes que a esta patética pantomima de prostibularia decencia que estamos observando a diario.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Jorge Barata versus Luis Nava

Jorge Barata versus Luis Nava