Hola… Te saludo en la semana de las Fiestas Patrias. Un momento para la reflexión no nos vendría nada mal. Nuestro país nos necesita, pero hay algo más, nosotros necesitamos a nuestro país. Ambos nos complementamos y lo que es mejor, ambos podemos ayudarnos muchísimo si es que caminamos en la misma dirección.

Claro que no es cuestión de ponernos a dar lecciones a nadie, pero… arrojar un papel en la calle, no respetar un semáforo, no sentir pena ante el dolor de quienes han nacido en tu tierra, no alegrarte con el triunfo de aquellos que son de los tuyos… fíjate ¡cuánto Perú se puede hacer! Desde los más pequeños detalles, desde aquellas pequeñas cosas, pero, claro, hay que tener en cuenta cuál es la dirección en la que las haces y pienso que la dirección es, en este caso, una sola: el PERÚ.

Por todo ello y por mucho más en estas Fiestas Patrias, todos, repito, todos, necesitamos interiorizar al Perú en nuestro corazón, porque solo desde el corazón podremos sentirlo y amarlo de verdad. Y eso es lo que necesita nuestra patria, respetarla y amarla, una tarea que nos corresponde y que a nadie se la podemos encomendar.

Alguna vez te hablé de aquella imagen del Papa San Juan Pablo II cuando llorando se despedía de su pueblo natal, donde reposan los restos de sus papás y de su hermano, en aquella Polonia que lo vio nacer. Oró también por sus amigos de infancia que habían muerto y allí estaban enterrados. Eso es lo que te pido, no sé si lo puedo hacer, pero me aventuro a ello porque tú y yo amamos al Perú, porque llevarlo en el corazón es sentirlo en cada uno de nuestros actos y, sobre todo, vibrar por cada realidad, sea esta de triunfo o sea esta de pena y a veces de desolación, porque un corazón que nunca se detiene es como un país que siempre estará latiendo, y esto será aquello que nosotros podremos transmitir a las generaciones que nos sigan; que nuestra herencia a entregar sea la herencia del amor y del esfuerzo por nuestro Perú, no el de las luchas y encontronazos, y menos, claro está, el de la desidia y el abandono.

FELICES FIESTAS PATRIAS.

“La Fe no hace las cosas fáciles, hace las cosas posibles”

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Contáctanos en facebook: Padre Pablo.