Por diferentes razones, unas justificables y otras no. En este mundo existencial se barajan una serie de variables, como por ejemplo, una persona con una discapacidad en los miembros superiores e inferiores, no podría ser un gran tenista, por presentar limitaciones en su desplazamiento, empero han existido honrosas excepciones, debido al avance de la ciencia y tecnología. Como, el caso que conozco, una persona cuadripléjica, en su silla de ruedas jugaba tenis y básquet y obtuvo los primeros premios en su categoría. La pregunta es qué sucedió en su mundo interior, simplemente ganas de hacerlo, de lograrlo, de ser competitivo, actitud positiva frente a los desafíos, voluntad, perseverancia, sacudirse de las limitaciones que oscurecen la mente, que no permiten lograr los objetivos. Es modificar, la manera de pensar y sentir, lo que no podía antes, ahora lo puedo hacer. De nada vale, que tengas el apoyo del mundo, los mejores especialistas, sí tu “yo”, no está preparado para ese cambio.

El miedo es una variable que limita a la persona, a actuar y responder de acuerdo a las circunstancias. Esta sensación de temor, paraliza, no permite reaccionar en forma correcta; y si comienzas a escarbar porque la persona reacciono de tal o cual forma, es, que a esa persona, siempre le infundieron pánico para afrontar las diferentes incidencias que se presentan en la vida. Por ejemplo, llego un paciente al consultorio, explico, que había tenido una incidencia con su esposa, que la amaba mucho y era la razón de su existir. El caso fue que los dos ingresaron a la tienda que siempre iban juntos, el bodeguero lo saluda a él y menos a la esposa, ella indignada, le dice a esposo, que la defienda, él se queda callado y la cónyuge se retira, solicitándole las llaves de la casa, surgiendo problemas entre ellos, por los motivos expuestos. Le pregunté si era la primera vez, que le había sucedido, contestando que no, por qué crees que le sucedió eso, él respondió, que se quedó inmovilizado, después de un momento que estaba pensando, contestó que sintió miedo inexplicable de afrontar sobre el falta miento de respeto a la esposa. Pero su temor tiene explicación, en las raíces de su infancia, cuando los padres y hermanos mayores no le permitían ser espontáneo. Esta situación emocional obnubiló su capacidad de razonamiento para defender a su esposa. A partir de la fecha, ha aprendido y comprendido, que la génesis de sus miedos, radican en el inadecuado modelo emocional de la familia y ahora, es, consciente de ello y le ha pedido disculpas, a su esposa.

“Nunca el ser humano debe perder la esperanza de seguir adelante por el temor al fracaso”.