El año 2020, marcado por la pandemia de la covid-19, cambió las rutinas sociales y empresariales significativamente, como también el panorama de amenazas. Los cibercriminales están permanentemente al acecho y este escenario de pandemia mundial resulta más atractivo aún.

Según Corey Nachreiner, CTO de WatchGuard, estas serían las mayores amenazas de este año 2021 que va en su quinto día:

La automatización ayudará a los ciberdelincuentes a lanzar ataques de spear phishing a volúmenes récord.

Los ciberdelincuentes desarrollarán su malware con funcionalidad de gusano para no solo extenderse por las redes domésticas, sino también para buscar dispositivos conectados que indiquen un uso corporativo.

A medida que la popularidad de los automóviles inteligentes continúa aumentando, el 2021 será el año en que los investigadores de seguridad y los piratas informáticos identifiquen y demuestren una vulnerabilidad importante en un cargador de automóvil inteligente.

Si bien los dispositivos inteligentes tienen muchas capacidades útiles, la sociedad está empezando a darse cuenta de que brindar a las corporaciones tanta información sobre la vida personal no es saludable. Esperamos ver que el mercado comience a retroceder contra la recopilación de datos personales.

Los hackers aumentarán significativamente sus ataques al Protocolo de Escritorio Remoto (RDP) y a la Red Privada Virtual (VPN) y otros servicios de acceso remoto.

Al menos una nueva vulnerabilidad importante de Windows 7 aparecerá en los titulares a medida que los atacantes continúen encontrando y apuntando fallas en los sistemas heredados.

Con miles de millones de nombres de usuario y contraseñas disponibles para la venta en la web oscura y la prevalencia de los ataques de autenticación automatizados, creemos que cualquier servicio sin MFA habilitado se verá comprometido en 2021.