El nombramiento del parlamentario Guillermo Bellido como presidente del consejo de ministros proyecta el espíritu totalitario del Gobierno y su desprecio a sensatas invocaciones para construir una política de concertación, porque se trata de un personaje investigado por apología al terrorismo, que considera la satrapía cubana una democracia y que ha lanzado deplorables frases homofóbicas, repitiendo lo dicho por Fidel Castro: “el hombre nuevo no puede ser un maricón. La sociedad no puede permitirse ese tipo de degeneraciones”.

Su designación constituye, por ello, un irresponsable acto de provocación que traerá consigo rechazo y movilizaciones en circunstancias que necesitamos forjar un sentimiento de unidad nacional para atender los estragos de una devastadora pandemia que ha matado 200 mil peruanos y provocado que dos millones de personas pierdan el empleo.

Decía nuestro historiador Jorge Basadre que el Perú es un país dulce y cruel, de cumbres y abismos, agregando que somos una nación de demasiadas oportunidades perdidas, reflexión que calza con el dramático momento de crispación e incertidumbre que atravesamos, agudizado en el proceso electoral, que sólo podrá superarse con un inteligente esfuerzo de concertación, salvo que la designación de Bellido sea la puesta en marcha de una infame maniobra política, de una ponzoñosa trampa, para que el Congreso no otorge voto de confianza al gabinete y así abrir el camino para su disolución y convocatoria a nuevas elecciones legislativas.

En este sombrío escenario también preocupa la persistencia del Gobierno para llevar adelante un referéndum constituyente, una propuesta que requerirá 66 votos para su aprobación, cifra inalcanzable para la bancada de Partido Perú Libre y aliados que escasamente superan los 50 miembros.

Abrir debate sobre este controvertido tema es, por tanto, absolutamente inoportuno, porque además de hacer sonar las campanas de alarma entre los inversionistas desplaza de la agenda parlamentaria importantes iniciativas vinculadas a la sanidad, la economía y la seguridad ciudadana.

Del mensaje presidencial – confuso y ambiguo – también preocupa la disparatada iniciativa para integrar los ronderos a la seguridad, compleja labor que desempeña la Policía Nacional, con apoyo de 30 mil serenos municipales y de las juntas vecinales desplegadas en todo el territorio.

Además, pueden participar en esa tarea 700 empresas privadas de seguridad que disponen de cien mil agentes registrados, vehículos y armas de fuego, autorizados para cumplir dicha función por Ley 28879 de agosto del 2006.

Y, más aún, también pueden sumarse al esfuerzo nuestras Fuerzas Armadas, profesionalmente capacitadas y bien organizadas.

El proyecto de ronderos, asimismo, nos recuerda a los “comités de defensa de la Revolución” de Cuba, a los “colectivos chavistas” de Venezuela y agrupos paramilitares de Nicaragua, todos ellos implicados en graves denuncias de violación a los derechos humanos.

Preocupa esos aspectos, como también que el discurso presidencial no hiciera ninguna referencia a nuestra política exterior, al terrorismo y al narcotráfico, pero que si se explayara es desfogar su resentimiento hacia la España colonial, anunciando que “no gobernaré desde la Casa de Pizarro” y que entregará Palacio de Gobierno al Ministerio de Cultura.

Este sesgo racista, soslaya que el Perú del bicentenario es un crisol de razas conformadas por indígenas, mestizos, blancos, negros, asiáticos y europeos.

Y, a mayor abundamiento, bueno sería que el mandatario recuerde que muchos españoles y sus descendientes – como Bolívar, Sucre y San Martín — combatieron en la gesta de la independencia y más adelante lo hicieron en la guerra con Chile.

Poner muros raciales no es bueno. Menos aún en un país desestabilizado, con instituciones precarias y alta carga de confrontación.

Por ello mismo, escuchando la preocupación y protesta ciudadana ante el nombramiento del Premier Bellido, bien haria el mandatario Castillo en relevarlo del cargo y designar un funcionario que garantice una inteligente política de unidad y concertación.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.