KUTUSOV.- Napoleón se aprestaba a capturar Moscú. Un clamor en Rusia, generales, intelectuales y el mismo Zar reclamaban impedirlo afirmando que Moscú es el corazón de Rusia. Kutusov contestó: “Moscú no es el corazón de Rusia, es solo un conjunto de casas a orillas del Moscova. EL CORAZÓN DE RUSIA ES EL EJÉRCITO RUSO”. Luego, el Ejército ruso incendió Moscú. Napoleón dentro del Kremlin lloró su derrota.

SUN TZU.- “El Ejército es de importancia vital. Es base de la vida y de la muerte, el camino de la supervivencia y de la aniquilación; por ello, no es marginable”.

MACCHIAVELO.- “…  El fundamento de un Estado es la buena organización militar y sin ello no puede haber ni buenas leyes ni cosa alguna buena”.

LEGUÍA.- “La guerra no la hacen ya solo los profesionales (militares) sino todo el pueblo en masa, todos los sectores de la vida de un país”.

CONSTITUCIÓN 1993.- “Las Fuerzas Armadas … Asumen el control del orden interno de conformidad con el artículo 137: Régimen de excepción …: 1) Estado de emergencia. 2) Estado de sitio”.

Señor Presidente, las citas precedentes sobre la guerra y el artículo 137 es protesta a su desprecio a nuestra Fuerza Armada.

Para no equivocarse, debe distinguir el axioma de que no hay regla sin excepción.

Estamos, el mundo y el Perú, desde enero y no sabemos hasta cuándo en una excepción excepcional, el cambio de una era denominada capitalismo salvaje a otra denominada capitalismo postcoronavirus moral. Situación prevista en este artículo 137. Excepcionalidad en la que debiera gobernar ya no el gabinete sino el Consejo de Defensa Nacional; es decir, el poder real: la Fuerza Armada de la cual usted es su Jefe Supremo. Usted debe dirigir la acción de Defensa Nacional desde el Cuartel General de la Fuerza Armada.

Usted está desacatando la Constitución, gobernando un país en emergencia como si estuviera en normalidad: ya fracasó la reactivación económica.

De los S/23 mil millones se ha dado a los magnates el 71% y sumando los S/7mil  millones de la reconstrucción dados a los ingleses, ya resulta más de 90%, incluida la transnacional estatal china: Minera Chinalco. En cambio no se ha dado nada al Banco de la Nación, Agrobanco y menos del 10% a las pymes. Deje a los magnates transnacionales reactivarse solos. Recupere el 20% de nuestros minerales retenidos por las transnacionales que ya le están planteando Espinar y Cotabambas.

Pida perdón a nuestra Fuerza Armada.