El 15 de julio, en Espinar, estalla el actual paro indefinido ANTIMINERO y el presidente Vizcarra, en Lima, le toma juramento a su tercer premier, al PROMINERO Pedro Cateriano.

Significan:

1) El Perú profundo ya inició la liberación del país bajo ocupación extranjera;

2) El Presidente, en pánico por los 110 votos, bastando solo 87 para anularse su inmunidad, cedió al extranjerismo;

3) Cateriano, pro extranjero a ultranza, ex premier e ideológicamente fujimorista, condicionó tener suyas las carteras Energía y Minas, Ambiente, Trabajo, Interior, Relaciones Exteriores y la Jefatura de la PCM, apoyado por la ministra de Economía y Finanzas.

Además, lanzó prácticamente su manifiesto a la juventud y promesa concreta de otorgar préstamos a los estudiantes de secundaria y universidad carentes de recursos. Es propiamente precandidato presidencial 2021.

Cateriano está contra la corriente. A nivel mundial, ya estamos en la transición del “capitalismo salvaje” al capitalismo racional. A nivel nacional, estamos pasando de la lucha contra la corrupción, tipo Odebrecht, a la lucha contra la traición, pues ya se prendió la chispa de la acción del Perú profundo; es decir, Cateriano tiene que enfrentar a los comuneros del eje del Sur y de la Selva Norte donde han capturado la mina aurífera canadiense Afrodita. Cateriano tendrá que reemplazar al Presidente juntamente con su ministro de Trabajo visitando las zonas críticas del coronavirus y de enfrentamientos con el Perú profundo. Al presidente Vizcarra ya le corresponde permanecer en Palacio porque a los problemas sociales y políticos se han añadido el problema de las elecciones y el falso bicentenario de la República del Perú: el 28 de Julio de 1821, el Perú no era República sino Protectorado.

Perú ocupa el tercer lugar en minerales prospeccionados: sexto en producción de oro, segundo en plata y cobre y primero en zinc; pero los peruanos pro extranjeros como Cateriano han permitido y siguen permitiendo que la parte del mineral extraído (cosechado) que le corresponde al Perú, las transnacionales se lo apropien, incurriendo en delito de apropiación ilícita; y los peruanos, al permitirlo, en traición a la Patria. La Constitución, capítulo III Deberes y Derechos:

“Artículo 38.- Todos los peruanos tienen el deber de honrar al Perú y de proteger sus intereses nacionales…”.

Vizcarra ha tenido que ceder porque los 13 congresistas etnocaceristas no están cumpliendo su función. Deben rectificarse y no dejarse absorber por la rutina congresal sino más bien ir a Espinar, Cotabambas, Condorcanqui, Conga, etc., a canalizar su respaldo para que el Estado recaude el canon minero.