Profundizando nuestra dependencia con China

Profundizando nuestra dependencia con China

En nuestro artículo ¿Los nuevos dueños del Perú? del 17.04.23 nos preguntábamos si los chinos, poco a poco , se convertirían en los nuevos dueños del Perú. Con las nuevas inversiones efectuadas hasta la fecha, y sobre todo con la aprobación del gobierno para que el Partido Comunista Chino se convierta en el monopolista de la distribución eléctrica de Lima, se ha avanzado un buen trecho en la meta referida.

Un primer tema muy importante que hay que considerar, es que de los US$ 44,400 millones que China invirtió en la región entre el 2017 y el 2021, nada menos que el 71% se orientó al sector eléctrico, según un estudio de la Universidad de Boston. Y no hay que olvidar que desde que Xi Jinping tomó el poder, si bien el objetivo del desarrollo seguiría siendo relevante, está siendo sustituido por el de la seguridad nacional, tanto en el ámbito interno como el externo. Es que el líder chino ve la seguridad nacional como la base del desarrollo. Por lo que las muy importantes inversiones en energía deben de tener un lugar privilegiado en los planes chinos.

Un segundo tema a considerar es que las dos empresas estatales chinas que compraron las empresas distribuidoras de energía eléctrica de Lima, ambas reportan al Comité de supervisión de activos estatales; el que a su vez reporta al Consejo de estado chino. En otras palabras, el gobierno, a pesar de las muy importantes inversiones que China tiene en nuestro país, le entregó el monopolio de la distribución eléctrica de nuestra capital al control del Partido Comunista Chino. Profundizando de esta manera nuestra dependencia con dicho país.

Un tercer tema a tener en cuenta es que de todas las inversiones efectuadas por China, solo una (el megapuerto de Chancay) puede ser considerada como una”inversion”, partiendo de cero. Todas las otras adquisiciones han sido destinadas a la compra de empresas con activos ya existentes y que no generarán nuevos empleos. Habiendo perdido el Perú, (la ciudadanía), con el cambio de dueño. Por ejemplo en el caso de Las Bambas (que los chinos consiguieron condicionando a los suizos de Glencore que si querían seguir operando en su país, tenían que vender dicha mina). Los chinos consiguieron su objetivos, y con el cambio de dueño perdimos el “cobreducto” (sistema hermético de transporte) que tenían los suizos y que no causaba ninguna contaminación, cambiado por cientos de camiones que pusieron los chinos, que son los que causan la contaminación y las protestas. Algo similar sucede con el recientemente aprobado monopolio chino para la distribución, ya que cambiamos a Sempra, un operador eléctrico de primera línea de EE UU por un operador estatal chino!!

El problema es que si con el poder que tenían antes los chinos, las autoridades tenían MIEDO de “molestarlos” poniendo alguna medida compensatoria, por arrasar con nuestra industria textil y de confecciones, o de tomar medidas efectivas para evitar que 600 barcos chinos estén permanentemente depredando abusivamente nuestra riqueza pesquera marina, especialmente el calamar gigante, desde hace años, luego de la poderosa incorporación del monopolio estatal de distribución eléctrica a su imperio, las autoridades peruanas van a tener más temor de “incomodarlos” . Y se presentarán muchos casos en los que los representantes peruanos “coincidan” y voten en el mismo sentido que los representantes chinos en diversos foros internacionales.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.