¿Qué debe hacer el Presidente?

¿Qué debe hacer el Presidente?

Producida la crisis política por evidente gestión de la oposición, no sólo de algunos partidos políticos en el Congreso, sino de la prensa, empresarios y operadores del sistema de poder que ha controlado el Estado peruano por generaciones en su beneficio, y azuzada la crisis por los colaboradores ineficaces del partido Perú Libre, de Nuevo Perú y Juntos por el Perú, al Presidente sólo le quedan las secuelas de un entorno pernicioso, que evidencia algo que la mayoría no quiere ver, que es la realidad de un gran sector del pueblo peruano carente de educación moral y ética, que llegado al poder va a caer en actos irregulares porque no tiene la más mínima idea de que no los puede hacer.

Frente a las denuncias de incapacidad moral del Presidente, resulta paradójico que las hagan congresistas que pertenecen a partidos políticos de oculto financiamiento, con líderes de cuestionable trayectoria y que ellos mismos tengan una historia personal no precisamente intachable. Pareciera pues, un juego de echarse la culpa por corrupción, cuando el que acusa esconde mucho polvo sucio debajo de la alfombra.

Lo más curioso es que líderes de opinión se hayan sumado al pedido de renuncia al Presidente, como si al renunciar Pedro Castillo, fuera a entrar al gobierno la gran solución, los líderes de los partidos se frotan las manos exigiendo nuevas elecciones, como si ellos fueran los candidatos ideales con idoneidad intelectual, técnica y moral para gobernar, lo que produce en la ciudadanía sentimientos de espanto ante el futuro incierto.

Porque saben que será más de lo mismo, sólo que sin una oposición con dinero suficiente para demoler un gobierno, continuarán con la Agenda 2030 convirtiendo al Perú en una colonia de la élite mundial, con los peruanos sobrevivientes a la inoculación genocida, que promueven desde ahora con entusiasmo sospechoso.

El Presidente debe despercudirse de su entorno, hasta de su contacto remoto, romper con Perú Libre y los operadores del Foro de Sao Paulo y caviares del Gobierno Mundial, y convocar un gabinete técnico de excelencia y amplia experiencia en asuntos de Estado, capaz de enmendar la plana a la Agenda 2030 y los planes de colonización del Perú, con altura intelectual y moral; devolver la vigencia del Orden Constitucional y enfrentar la guerra mundial en que nos encontramos con estrategias de defensa del pueblo peruano y de la integridad, independencia y soberanía del Perú.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.