¿Qué pretende este lamentable Congreso?

¿Qué pretende este lamentable Congreso?

En medio de la crisis terminal por la que atraviesa el Estado de Derecho y la Democracia en el Perú, este -salvo honrosísimas, aunque minoritarias excepciones- lamentable Parlamento de la República se acobarda, se espanta y expone a que el Ejecutivo, usurpado por el comunismo, decida clausurarlo para declarar la República plurinacional peruana e incorporarla al eje marxista sudaca que dirige el Foro de Sao Paulo. Hay más. Este mismo Legislativo, claramente cobarde, parcializado, traidor a la causa democrática que lo eligió, fue incapaz de inhabilitar de por vida -o al menos durante una década- al miserable Martín Vizcarra, el golpista que, en contubernio con Salvadorcito del Solar, otro miserable como él, cerró el Congreso para gobernar dictatorialmente.

Vizcarra generó la muerte de 200,000 peruanos, víctimas de su desidia, su abandono y crueldad fruto de su personalísima, clara desatención a la pandemia Covid, un crimen que dejó registrado al Perú como el país con mayor cantidad de muertes por habitante. ¿La causa? La falta de pruebas moleculares, de plantas de oxígeno, de camas UCI, etc., producto de su desidia. A semejante ser despreciable, también imputado por corrompido por el llamado affaire Obrainsa, este Congreso pusilánime le ha inhabilitado tan solamente por cinco años.

Pero regresemos al acobardamiento de la mayoría congresal. Es obvia la campaña de demolición al poder Legislativo que propicia –y sufraga- el apparatchik comunista de Castillo, direccionada manifiestamente a clausurarlo. Es pública la posición del régimen Castillo de sustituir al poder Legislativo por una asamblea constituyente, dirigida por una mayoría de integrantes que no serán electos por el pueblo sino digitados por palacio de gobierno. Es manifiesta la decisión del poder Ejecutivo de imponer una nueva constitución “por la vía pacífica o por la vía NO pacífica.” Es clara la corrupción que embarga al presidente Castillo y a muchos de sus ministros y colaboradores.

Es evidente el plagio -robo intelectual- de la tesis “magisterial” del aún presidente Castillo. Está en entredicho el resultado de los comicios celebrados el año pasado. Está más que comprobada la absoluta incapacidad cognitiva de Pedro Castillo para gobernar el Perú. Castillo cocina el caldo de cultivo de la exacerbación popular, vía el encarecimiento constante y espiral del costo de vida y la terrible falta de trabajo por la evaporación de las inversiones, frente al riesgo de perderse. Y podría llenarse esta página con las taras, los impedimentos y riesgos que significa tener como presidente a un sujeto apellidado Castillo. Pero el Parlamento peruano repite una, dos, tres veces el ritual de votar mayoritariamente en contra de la vacancia, de quien insiste en destrozar el país.

Evidentemente el régimen comunista ha comprado conciencias de decenas de tipejos que fueron elegidos legisladores de partidos supuestamente democráticos, como Acción Popular, Somos Perú, Alianza para el Desarrollo, Podemos Perú. Sujetos que han mancillado su honra recibiendo plata que se les evaporará. ¡Porque todo dinero mal habido se esfuma pronto!

Entre tanto, los peruanos -muchos lamentablemente acobardados- comprobamos la evaporación de nuestra democracia, de nuestro patrimonio y de nuestras libertades.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.