Quedan notificados, congresistas, ¡vacancia ya!

Quedan notificados, congresistas, ¡vacancia ya!

Hemos perdido un semestre sumergidos en el pantano del engaño que el comunismo ha regado por todo este país. Pobres, ricos, profesionales, informales, eruditos, tontos, blancos, morenos, indios, etc., cayeron en la trampa del inocente, pobretón, campesino y bienintencionado profesor, presuntamente distanciado del descarado marxista y pro sendero mandamás del partido Perú Libre. Además, alejado de la turba de violentistas disfrazados de campesinos y de maestros, que se ha apoderado de los puestos clave dentro de todo el aparato estatal. Este escriba no dudó un minuto de la radicalización, falsedad y perfidia contenida dentro de esa caricatura llamada Pedro Castillo, desde que el jurado electoral la consagrase como jefe de Estado. Como tampoco creyó en la fábula del divorcio ideada por esa malnacida izquierda caviar, donde Castillo aparece como gobernante moderado, inteligente, instalado en un sacro paraninfo, rodeado por la mismísima progresía causante del triunfo electoral del comunismo; en tanto Cerrón y compañía se achicharran entre los fogones de Satanás.

Lamentablemente, la mayor parte de la población se tragó el sapo inventado por los progre; y probablemente hasta santificado por la aberrante administración Demócrata norteamericana. Pasó lo mismo con partidos políticos supuestamente democráticos como Acción Popular, Alianza para el Progreso, Podemos, que consolidaron a unos alucinantes gabinetes ministeriales conformados por senderistas, marxistas y maoístas. 99% de sus miembros incapaces, y malintencionados. Todos ellos decididos a respaldar al hombrecito del sombrero y al condenado por corrupto Cerrón, en su aventura totalitaria para instalar una asamblea constituyente que nos convierta en alguna versión todavía más autocrática y brutal que esa revolución castro/chavista que le ha arruinado la vida a millones de cubanos y venezolanos. Lamentablemente el Congreso –la única expectativa democrática para vacar a Castillo y acabar con esta pesadilla comunista/senderista- es una enrevesada sopa de letras, adonde cinco o seis parlamentarios comprenden la gravedad de lo que está ocurriendo, pero el resto sencillamente no lo entiende ni menos aún le importa.

Seis meses después de que Castillo asuma la presidencia, el comunismo/senderismo siente la urgencia de imponer su programa electoral antes de que el pueblo se rebele y estalle una revuelta nacional para echar del gobierno a Castillo y compañía. Porque la ciudadanía sufre cada día más los estragos del desgobierno y del caos que existe desde julio último. Además, ha exasperado al régimen Castillo el gesto del Parlamento de aprobar una ley fundamentalmente para recordarle al poblador que la Constitución dispone que cualesquiera convocatoria a referéndum (en este caso para cambiar la Carta), obligatoriamente debe pasar antes por la aprobación del poder Legislativo. La comunista premier Vásquez tuvo que dejar de lado su falsa ecuanimidad, y el partido oficialista emitió un comunicado golpista, amedrentando al Estado de Derecho con instaurar una revuelta social “aperturando (sic) la válvula del camino violento.” Y agrega, “Marx siempre tuvo razón, la lucha de clases es el motor de la historia.” Desde todo punto de vista un mensaje intolerable, pero que obviamente encaja con esta laya marxista/terrorista de los castillos y cerrones. Quedan notificados los parlamentarios. ¡Vacancia ya!

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.