Rafael Hidalgo

Rafael Hidalgo

DESDE EL FARO

Acerca de Rafael Hidalgo:





Carlos Boloña, el ministro de la globalización

De Carlos Boloña Behr podría afirmarse mucho: un académico solvente, empresario accidentado, novel político, pero nadie podrá regatearle el haber sido el ariete que implementó las recetas del Consenso de Washington en el Perú.

Las medidas derivadas de ese decálogo fueron bastante impopulares: disciplina fiscal,  eliminación de subsidios, tasas de interés de mercado, tipos de cambio de mercado, liberalización del comercio exterior, apertura a la inversión extranjera, privatización, libre competencia, seguridad para derechos de propiedad, y reforma y ampliación de la base tributaria. En el pendiente quedó la última y el aumento progresivo de los impuestos a los que más tienen. Pero es bueno recordar que el público lo aplaudió de pie durante la primera visita de Juan Luis Guerra al Perú (Jockey Club 04/06/1992).

 

Además tuvo el talento de rodearse de un gran equipo de asesores: el jefe de gabinete César Peñaranda, el abogado Vicente Silva Checa, el “Mago” Juan Valdivieso, Octavio Chirinos (PhD del MIT), entre otros.

 

Las reformas estructurales se materializaron en tres olas: la primera, que abrió el mercado (61 decretos supremos entre marzo y abril de 1991); la segunda, de la privatización (117 decretos legislativos entre mayo y noviembre de 1991) y la tercera ola, que aparejó el nuevo sistema de pensiones que había colapsado por la hiperinflación (745 decretos-ley entre mayo y diciembre de 1992).

Otra tarea inmensa fue la reinserción en el sistema financiero internacional, comenzando por el Club de París, ya que éramos “inelegibles” para recibir préstamos debido al “perro muerto” del gobierno anterior, que resultó vital para un país importador neto de alimentos, medicamentos e insumos industriales y, por añadidura, asolado por el flagelo del terrorismo.

 

La cosecha de estos últimos 27 años es significativa. La reactivación económica arrancó casi de inmediato, se focalizaron los programas sociales y nuestras empresas privadas se hicieron competitivas a nivel mundial. Según el BCR (y la ONU), la riqueza se ha triplicado (3.4) y los consumidores pueden elegir entre una gran variedad de productos. El Perú cuenta hoy, gracias a eso, con grado de inversión (S&P y Moody’s).

 

En lo político, Carlos Boloña afrontó las complejas circunstancias históricas que le tocó vivir y a veces tomó decisiones cuestionables. Pero no hay duda de que en su gestión se transformó al Perú en un país moderno, preparado para crecer en el siglo XXI. Falta mucho por hacer, pero también es mucho lo que se ha avanzado. Era mucho más difícil la tarea en 1991 que hoy en el 2018. Aquello requería visión, decisión y un gran coraje. Un adiós y un hasta luego irrevocable.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco

Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco