Rafael Hidalgo

Rafael Hidalgo

DESDE EL FARO

Acerca de Rafael Hidalgo:





Del Club de Constructores al club de destructores

Según por lo menos tres colaboradores eficaces del Poder Judicial, las grandes empresas constructoras formaron un exclusivo “Club de la Construcción” mediante el cual se adjudicaban obras viales al margen de la ley, pagando una coima equivalente al 2.92 % del presupuesto de la obra, que canalizaban a empresas de fachada (Lual Contratistas Generales, Corporación El Diluvio, etc.) para que termine en manos del Mayor EP (r) José Paredes, hermano del exministro de Transportes Carlos Paredes (2011-2014) e integrante de la Promoción “Héroes de Pucará y Marcavalle” del expresidente Ollanta Humala.

Las constructoras involucradas no cabe duda que son de solera: las peruanas Cosapi, Graña y Montero, JJ Camet, las brasileñas Odebrecht, Andrade Gutierrez, Camargo Correa y OAS, la ecuatoriana Hidalgo e Hidalgo, varias españolas, entre otras.

No es poca cosa lo que se denuncia. Durante el gobierno de Humala (2011-2016), el gasto en infraestructura vial ascendió grosso modo a US$ 9,000 millones por 6,000 kilómetros de Red Vial Pavimentada, es decir, un promedio de US$ 1.5 millones por cada kilómetro, de los cuales, el 50 % se ejecutó en el período investigado. En otras palabras, los cálculos arrojan un monto de sobornos cercano a US$ 131 millones.

Curiosamente, el ingeniero Martín Vizcarra, a los tres meses de dejar la cartera de Transportes y Comunicaciones denunció que “en 19 proyectos viales ejecutados en el período 2014-2016 en el Gobierno de Humala, había detectado que se habían adjudicado con un presupuesto mayor al 8% del presupuesto base (100%)” (Canal N 22/08/17).

Según la ley, la propuesta de una empresa no debe diferir en 10%, ni para arriba ni para abajo, del monto de la obra y resulta ganador el que ofrece el monto que más se acerca al promedio de todas las ofertas presentadas. Es por ello que generalmente la buena pro se maneja en un rango bastante cercano al 100%.

Dicho de otra manera, para que el promedio se eleve sideralmente, las empresas del Club en cada licitación colocaron sin ruborizarse una oferta cercanísima al 110% para que el ganador elegido haya resultado el que ofertó un presupuesto superior al 108%. Así las cosas, la coima de 2.92% prácticamente les salió gratis, porque del mismo chancho salieron las correas.

Pero resulta por lo menos paradójico,  que pese a su denuncia, durante el 2018 el presidente Vizcarra haya otorgado obras por más de S/ 1,000 millones a estas mismas constructoras del Club.

Rafael Hidalgo

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Oliva denuncia a Heresi ante Ética por agresión verbal

Oliva denuncia a Heresi ante Ética por agresión verbal