Rafael Hidalgo

Rafael Hidalgo

DESDE EL FARO

Acerca de Rafael Hidalgo:





Oleoducto: de lavada de manos a bañarse en el río

Las comunidades indígenas del circuito petrolero acaban de iniciar (viernes 5) un paro indefinido de pozos petroleros y puertos fluviales en Loreto por el último derrame (13/06/19) del Oleoducto Norperuano (ONP) ocurrido en el río Saramiriza (cerca a la comunidad Nuevo Progreso). El Congreso estableció que, de los 61 derrames en el período 2011-2019, 26 fueron ocasionados por atentados (cortes), 11 por la corrosión, otros 11 por fallas operativas de Petroperú, 5 por causas naturales (deslizamientos) y 4 en investigación, a los que se sumará la investigación del último en Nuevo Progreso. La cantidad de petróleo vertida por el ONP es un terrible desastre ecológico. Asciende a 23,314 barriles de crudo. Como se aprecia, no todos los derrames son por atentados (26), Petroperú también tiene responsabilidad en otros tantos (11 por fallas operativas a lo que se suma 11 por corrosión). Sin embargo, en reciente artículo el presidente de Petroperú, Carlos Paredes, escribe en modo Poncio Pilatos, pero no solo se lava las manos, sino se pega un baño en el río Saramiriza. La fiebre petrolera en el Gobierno Militar de Juan Velasco, provocada por el descubrimiento de cuatro pozos petroleros en 1971: Trompeteros, Capirona, Pavayacu y Yanayacu, dio pie a que se embarcara en la construcción de un gran oleoducto de 1,106 kilómetros (km) con una capacidad de 200 mil barriles diarios (MBD), para trasladar este petróleo de la selva al Puerto de Bayóvar (Piura). El ducto contó con financiamiento de Japón (US$ 350 millones) y empezó a operar en 1977, llegando a transportar un máximo de 100 MBD a inicios de la década de 1980. La deuda finalmente ascendió a US$ 1,700 millones (1997). Mucha agua ha corrido bajo el puente en estos 42 años (pero poco petróleo en el Oleoducto). No se volvió a descubrir otros pozos de esa magnitud, por lo que el ONP en la actualidad solo transporta 8 MBD, lo que acelera sus naturales problemas de corrosión al operar casi vacío. A finales del 2016 se emitió el DL 1292, que permite a Petroperú establecer Asociaciones Público Privadas para modernizar el ONP. La argentina Techint presentó un perfil de proyecto que extendería el ducto 1,000 km para conectarlo con los lotes 64 (Geopark) y 67 (Perenco). Petroperú acaba de convocar un concurso de diseño para modernizarlo. Paredes señaló que evalúa opciones en un rango de US$ 600 millones a US$ 1,700 millones. Gran dilema. Parafraseando a Wiston Churchill, se podría decir “nunca se habría invertido tanto para transportar tan poco”





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Keiko Fujimori permanece internada en clínica por problemas cardiacos

Keiko Fujimori permanece internada en clínica por problemas cardiacos