Rafael Hidalgo

Rafael Hidalgo

DESDE EL FARO

Acerca de Rafael Hidalgo:



Vizcarra: sin chamba no hay paraíso

John Maynard Keynes pontificaba un círculo virtuoso: “el aumento de salarios, aumenta el consumo e inversión que, a su vez, aumenta el empleo y con ello aumentan la producción y la industria que genera bienes y servicios, que inmediatamente contratan más mano de obra”. Por cierto, nada de eso sucede en el actual gobierno 2016-2019 de Martín Vizcarra-PPK. Con el Golpe del 30-S (o la famosa “Disolución del Congreso por denegación fáctica”), no hay manera de que crezca la inversión en el corto plazo debido a la incertidumbre que genera enfrentar tres elecciones en los próximos 18 meses (enero 2020, abril 2021 y junio 2021), que incrementa el riesgo de variar la reglas de juego de la Constitución de 1993. Para remate, en el entorno internacional no soplan vientos a favor por la guerra comercial entre nuestros principales socios. Sin inversión, no hay manera de generar empleo. Según la información oficial, el “empleo adecuado” -es decir, aquellos que trabajan una jornada semanal de 35 horas o más y que reciben ingresos por encima del sueldo mínimo- ha crecido en apenas 227 mil puestos anuales, un aumento de 680,700 puestos de trabajo en el trienio. En lo que va del Siglo XXI hay cifras notablemente superiores. Por ejemplo, en el segundo Gobierno de Alan García (2006-2011) se crearon nada menos que 740 mil puestos de “empleo adecuado” anuales, es decir tres veces más (Evolución de los Indicadores de Empleo e Ingresos por Departamentos 2004-2011, INEI). Pedro Francke, que no es precisamente un enemigo frontal del Gobierno, señala que desde mediados del 2015 el empleo en Lima está estancado, lo que se debe esencialmente a que sectores claves como la industria y los servicios no crecen, y la situación económica se agrava por dos factores: el primero, la competencia de 900 mil venezolanos y el segundo, el abandono de la agricultura familiar campesina. La ministra de Economía, Antonieta “Tony” Alva, que predicaba hace muy poco que “el poder político debe servir para construir una sociedad en la que las personas a quienes sirve puedan ser felices”, no debería olvidar que sin chamba no hay paraíso.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Ántero Flores-Aráoz: “Dinero donado a campañas es lícito”

Ántero Flores-Aráoz: “Dinero donado a campañas es lícito”