Rafael Romero

Rafael Romero

MÁS ALLÁ DE LA NOTICIA

Acerca de Rafael Romero:



Concurso en el Ejército: ¿dedocracia o meritocracia?

  • Fecha Domingo 22 de Septiembre del 2019
  • Fecha 1:30 am

Urge que las instancias del Estado que velan por la transparencia, la ética pública y la integridad supervisen y fiscalicen el denominado “Proceso de Evaluación del Personal Docente para la Designación del Cargo de Directoras de las IIEE de Nivel Inicial y Especial en la Guarnición de Lima” (Directiva N° 008/DAE/S-3.b).

En efecto, toda la sociedad peruana está comprometida para elevar los estándares y la calidad del servicio de enseñanza pública en todos los niveles y modalidades, asunto en el cual las instituciones educativas que funcionan en el sector Defensa, vía Convenio con el Ministerio de Educación (Minedu), no pueden ser la excepción. De manera que en los procesos de concurso para cubrir los cargos de directoras de los colegios donde se educan los hijos del personal técnico y oficial del Ejército, Marina o FAP se debe nombrar como directores a los mejores docentes.

No obstante, la administración pública es muy locuaz y hasta formal cuando se diseñan las convocatorias y los concursos, quedando todo muy bien escrito en el papel. Lamentablemente cuando de realidades se trata, todo resulta amañado o “digitado”; y hasta antes de la evaluación ya se tienen los nombres de quienes asumirían las direcciones de las instituciones educativas, constituyendo esto un serio atentado contra la meritocracia y la buena impartición de la educación pública.

En consecuencia, se espera que las docentes que concursarán para el puesto de directoras en la Guarnición de Lima sean aquellas que cumplen los requisitos y no quienes solo tengan un tarjetazo o vara de algún general, debiendo respetarse los criterios y los principios de la Ley de Carrera Pública Magisterial pese a que en el sector Defensa hay resistencias a su aplicación pues solo hace caso a aquellas normativas del Minedu cuando le conviene y deja lo bueno del sistema educativo cuando no le conviene.

Asimismo las instancias de supervisión y control del Estado, incluyendo a la Inspectoría General del Ejército, deben evitar que se consagre la discriminación en este tipo de concursos pues se deja de lado al personal del Minedu que coopera, sirve y colabora de manera puntual con las instituciones educativas del sector Defensa, olvidando que la Constitución y la Ley ampara a todos los docentes, debiendo primar la igualdad y la meritocracia.

Más aún cuando la propia Directiva N° 008/DAE/S-3.b señala en su “Disposición General 3.a” que “en el aspecto técnico pedagógico, el trabajo se orienta en base a las normas y disposiciones emanadas por el Ministerio de Educación (Minedu)”. Por tanto, los mejores docentes tienen que dirigir los colegios del Ejército y esto es lo que esperan los padres de familia.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre

PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre