Rafael Romero

Rafael Romero

MÁS ALLÁ DE LA NOTICIA

Acerca de Rafael Romero:



Desafíos de la Junta Nacional de Justicia

Después de mucho tiempo frente al colapso del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y tras una paciente espera ciudadana, llegamos al nuevo capítulo de la denominada Junta Nacional de Justicia (JNJ) que centra sus funciones en el nombramiento, ratificación y destitución de magistrados, además de la designación de los jefes del Reniec y la ONPE, según la norma que la rige.

Esperamos que no sea un capítulo más en la extensa lista de reformas y cambios formulados para las instituciones de la administración de justicia y en cuanto a su liderazgo contra la corrupción, siendo evidente que todavía coexisten y vegetan redes de poder e influencia corruptores en algunos ámbitos de la Fiscalía de la Nación (Ministerio Público) y la Corte Suprema de Justicia de la República (Poder Judicial). Tenemos muy buenos magistrados pero tampoco se puede ocultar que existen ovejas negras que deben ser sacadas al fresco y sancionadas.

En todo este proceso se centra gran parte del reto mayor o desafío real de la JNJ. No solo queremos jueces y fiscales bien preparados y capacitados sino también honrados y éticos. El país no está para permitir más inmoralidad, abusos ni arbitrariedades que violan los derechos fundamentales y el principio de legalidad. Los ciudadanos no queremos más de lo mismo y tampoco se debe permitir que regresen los errores del desactivado CNM.

Frente a ello, pasado el intenso trajín de la Comisión Especial de la JNJ, presidida por el Dr. Walter Gutiérrez, actual Defensor del Pueblo, resulta obviamente contraproducente el torpedeo a los flamantes miembros de la Junta, particularmente los desplantes de la máxima funcionaria pública de la Fiscalía dirigidos a los doctores Marco Falconí y Henry Ávila, incluso lastimando el clima institucional antes de que se realice la ceremonia de juramentación.
Lo sabio sería recordar el precepto bíblico que dice “tire la primera piedra el que esté libre de pecado”, pues no discernir eso es vanidad, es dejar de lado la humildad, peor cuando no hay institución de la administración de justicia que no tenga techo de vidrio. Que sepa el Ministerio Público que no está caminando bien al haber fiscales que creen estar por encima de la ley o cuando más parecen políticos antes que fieles titulares de la acción penal; o cuando no responden a las peticiones ciudadanas, o se burlan de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Señores, sí a la fiscalización, al control interno, a la ética e integridad, pero primero se predica con el ejemplo, respetando al ciudadano, cumpliendo la Constitución y evitando el falso espíritu de cuerpo, debiendo el Ministerio Público empezar por marcar distancias respecto del actual Ejecutivo pues hoy parece un furgón de cola de Palacio de Gobierno. Finalmente, es oportuno felicitar y desear éxito a los integrantes de la JNJ, doctores Aldo Vásquez, Henry Ávila, Luz Inés Tello, María Zavala, Imelda Tumialán, Marco Falconí y Antonio de la Haza. Dios los ilumine y manos a la obra.
@RafaelRomeroVas



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
A. Mariátegui: “Me imagino que Verónika Mendoza será protagonista en juicio de Nadine y Ollanta”

A. Mariátegui: “Me imagino que Verónika Mendoza será protagonista en juicio de Nadine y Ollanta”