Rafael Romero

Rafael Romero

MÁS ALLÁ DE LA NOTICIA

Acerca de Rafael Romero:



Fujimorismo: ruta al 2021

La velocidad de los sucesos y noticias beneficiarían hoy al fujimorismo en su esfuerzo por llegar a Palacio de Gobierno el 2021. El escándalo de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, que atraviesa a tres gestiones gubernamentales en Perú, abre un terreno fértil para que el color naranja se sacuda de las campañas que lo presentan como la colectividad política “más corrupta del país”.

 

En otros términos, los principales críticos del fujimorismo (políticos y funcionarios de las administraciones de Toledo, García y Humala) ahora pueden ver que así sea un millón de dólares o más (se habla de 29 millones, que incluso es una cifra muy modesta de la corrupción de Odebrecht en Perú), en realidad esos montos se recibieron con el objetivo perverso de favorecer contratos y licitaciones de la constructora carioca. De modo que hoy-desde el supérstite toledismo, desde el ambiguo Partido Aprista y desde el nocivo nacionalismo humalista- ya no podrá pontificarse sobre decencia ni tampoco podrá hacerse ascos al fujimorismo tal como se ha venido haciendo todo este tiempo.

 

Es más, a menos de una semana en la cual el presidente Kuczynski y la excandidata presidencial Keiko Fujimori sostuvieron un diálogo, previa oración en la capilla del cardenal Cipriani, sucede que el jefe de Estado ha soltado una frase infeliz que desestabiliza cualquier encuentro amistoso. PPK ha dicho: “No nos dejaremos pisar por una mayoría en el Congreso”. En consecuencia, la sucesión de deslices en los predios del antifujimorismo le hace provecho a Fuerza Popular (FP), porque aparece como dialogante a pesar de que los pepekausas le dan con la puerta en la cara.

 

Reitero, esto al final beneficiará a Keiko. Sin embargo, en su ruta hacia el 2021, hay tareas que tiene que hacer junto a la disciplina que caracteriza al fujimorismo. En primer lugar, debe proceder a fiscalizar –en torno al caso Odebretch- al milímetro a los gobiernos de Toledo, García y Humala, para dar con los nombres de quienes recibieron los sobornos de una red internacional de corrupción tejida por la constructora brasileña. FP tiene mayoría en el Congreso y eso es un punto a su favor. El país se lo va a agradecer si actúa sin consagrar la impunidad.

 

En segundo lugar, debe presentar al ciudadano un mensaje sincero de reconciliación nacional, reconociendo siempre los errores y los daños que el fujimorismo de los noventa le pudo generar al Perú. El país quiere altura en el debate, busca paz y desea una posición madura que dirija su destino, y mejor para cuando cumplamos 200 años de Independencia. Como tercer punto, debe crear una escuela de dirigentes donde se formen cuadros en el estudio y práctica de los valores y en la defensa de la familia. Y la cuarta pata de la mesa está en promover a los nuevos rostros del fujimorismo, haciendo que quienes tienen cuestionamientos pasen a una segunda o tercera filas.

 

(* ) @RRomeroVISTO

 



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht

Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht