Columnista - Rafael Romero

Vela y Pérez, Danton y Robespierre

Rafael Romero

15 dic. 2019 01:30 am
A+

En el caso Odebrecht resulta evidente la traición que han cometido algunos fiscales y procuradores en contra de los intereses nacionales. En cambio hoy en la procuraduría la excepción es el doctor Amado Enco, quien -así como ayer Julia Príncipe- evidencia profesionalismo, coherencia y pundonor frente a la alta misión que le toca desempeñar en tanto abogado del Estado peruano, mereciendo el respeto de todos y el más absoluto respaldo que el ciudadano puede tributarle.

Tuve la ocasión de conocerlo en un encuentro oficial contra la corrupción, realizado en una embajada europea, en Lima, y ahora compruebo mejor su consecuencia y lealtad para con el Perú. De manera que no es la primera vez que chocan la Procuraduría y la Fiscalía. Antes ya ocurrió y vimos cómo, por ejemplo Humala y Heredia, sacaron del puesto a la doctora Príncipe Trujillo; pero el tiempo le dio la razón a esta destacada abogada como también le dará la razón a Amado Enco.

El punto es que, sin exagerar, hemos llegado a la peor crisis del Ministerio Público (MP), con fiscales de lavado que resultan con el auto del año o inmuebles en Asia comprados con miles de dólares (abonados en un santiamén), pero sobre todo abusando y jalando de los cabellos la figura de la prisión preventiva, a la cual se le ha quitado su razón de ser por la ineficiencia que pulula en los despachos de esos fiscales, pues ahora vemos cómo -por exceso de carcelería- sale libre Martín Belaunde Lossio. Es decir no hubo la capacidad suficiente en el MP para formular acusación ante el Poder Judicial.

Ante tanto desatino, como pretender nuevamente la prisión preventiva para Keiko Fujimori, este 26 de diciembre, resulta que no basta el comentario fáctico sino también escuchar a hombres de Dios, profetas con dones sobrenaturales como “Joe”, de Puerto Rico, quien en general refirió, sin mencionar ningún caso en particular, que la prisión preventiva se acabó en Perú y que su uso y abuso terminará arrastrando al colapso del actual régimen donde Martín Vizcarra y Pablo Sánchez tendrán muchas cuentas que rendir.

Pero también hubo palabra profética para los fiscales Vela y Pérez, a los cuales en el Espíritu comparó con el “cordelier” Danton y el radical jacobino Robespierre, que terminaron bajo ese armatoste (la guillotina) que ellos tanto manipularon. Finalmente, en esta época de abogados que van y vienen, citó también la Primera Epístola de Juan, Cap. 2, versos 1 y 2, en el sentido que el mejor abogado es Jesucristo; y es a quien todos pueden recurrir para hallar salvación, arrepintiéndose antes de lo malo que han hecho. En esencia, el pueblo peruano ya no aguanta más engaño, perfidia y robo, por lo que debe clamar a Dios para salvar su tierra.

@RafaelRomeroVas

Post Relacionados

Donald Trump y Bill Gates: ¿quién es quién?

El tiempo esclarecerá qué hay detrás del momento pandémico y de la neogeopolítica corporativista que se vive hoy a escala mundial, donde los principales actores son EE.UU., China, Rusia y un “poder oculto” que SOLO muestra, como la punta de un iceberg, sus fundaciones multimillonarias premunidas de sicóticos planes para establecer una dictadura global. Dicho

“Shalom alejem” y reestructuración del Estado

La propaganda del gobierno de Martín Vizcarra y la manipulación de algunos medios de comunicación tradicionales, a través de la millonaria publicidad estatal, no pueden ocultar la realidad: el Ejecutivo muestra inaceptables falencias frente a una suerte de arma viral denominada Covid-19. Palacio de Gobierno y sus áulicos, entre ellos no pocos comunicadores rentados y

Donald Trump vs. Nuevo Orden Mundial

Para una comunidad de periodistas, analistas e investigadores nada de lo que está experimentando el mundo desde finales del año pasado, batallando contra el Covid-19, es extraño ni cinematográfico. El confinamiento que viven hoy miles de millones de habitantes no es un guión de ciencia ficción ni la trama de películas de terror. Es un