Raúl Mendoza

Raúl Mendoza

PUNTO APARTE

Acerca de Raúl Mendoza:



Fantasías modernas

El espíritu científico y la duda son la mejor formación para la búsqueda de la verdad, todo lo demás es fantasía e ilusión. En medio de las crisis, muchos huyen de las ciencias que no le dan respuestas hacia un universo de teorías extrañas que prescinden de la acción e inmovilizan. Recuerdo la sensación marketera que me produjo la primera lectura de El Secreto, de Rhonda Byrne. “Atraemos lo similar, nuestras sentidas visualizaciones nos traen lo que queremos”. Sí, como la lámpara de Aladino. La magia ilusa tiene un poder que nos captura en la medida que le cedemos nuestro poder de acción.

La cuestión, decía Kant, es si alguna vez la Metafísica podrá llegar a exponer algo que sea ciencia o verdad. Desde luego que no, salvo la vida real todo es ilusión. Dejemos a salvo de este análisis a la religión (trascendencia, al fin) y centrémonos en la fe moderna en nuestro propio poder, en ese poder que nada tiene de trascendente, pero sí de utilidad. Quien cree en la llamada “Ley de atracción” de Byrne (inspirada en leyendas que son solo enigmas) no persigue la purificación sino la ganancia. Atraer lo que se desea con el pensamiento, el uso de la inasible metafísica para fines crematísticos. Me recuerda a un ama de casa estadounidense, Helene Hadsell, que afirmaba ganar todos los sorteos solo con el poder de su energía. De que ganó sí ganó, pero, ¿ganó todos? ¿Cuántas derrotas no registró? ¿Cuántos tenían como correlato una frase ganadora que hablaba más de su ingenio que de su fe? Bueno fuera que su prodigiosa creencia hubiera tocado el hambre en África.

La nueva filosofía del éxito nos permite sentarnos en un sillón a esperar porque las energías del universo se mueven solas a toque de invocación y porque, en teoría, todo está conectado. Goethe se refería a nuestro genio, poder y magia, no miró la grisura circundante. Algunos ensayan una dudosa inferencia entre la física cuántica y el llamado “poder de la intención”, ilusiones para un mundo en el que abundan los que viven en pobreza, en desempleo o desamor.

La verdad de quienes han experimentado el éxito real va más allá y se explica por el trabajo concreto, el coraje, la perseverancia y esa actitud que más que irradiante de un poder sobrenatural, gusta e impacta a los demás. De eso se trata ganar y salir adelante.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht

Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht