Raúl Mendoza

Raúl Mendoza

PUNTO APARTE

Acerca de Raúl Mendoza:



Navaja de Ockham

El problema de tener a tantos opinando es que la verdad puede ser cualquier cosa. La posverdad en Internet debería fortalecer al periodismo, que se ofrece como la última ratio científica en la verificación de hechos. Tras la muerte del expresidente Alan García se tejieron muchas especulaciones, tantas que parecía un juego de detectives. YouTube está inundado como Facebook y Twitter de este nuevo mito urbano que sugiere sin hallazgos que “Alan vive”.

Para ilustrar, algunos circularon un video viral de la intervención fiscal en la casa de Alan García el miércoles 17. Allí se aprecia brevemente a un hombre con la apariencia del expresidente caminar dentro de su casa hacia su camioneta (minuto 2:54), con lo que para los más suspicaces García estaría vivo. El detalle está en el segundo 30, que es cuando se aprecia que el personaje con traje azul, porte Alan, lentes y un papel en la mano es nada menos que… el fiscal.  De ese modo nada, salvo las conjeturas, probaría que el líder aprista sigue vivo. No hay un difunto Matías Pascal y Pirandello palidecería de vergüenza.

Tras la muerte también circularon fotos escabrosas de un cadáver puesto a la luz del escrutinio de los suspicaces. Una radiografía y el soplo de una bala que habría recorrido de izquierda a derecha gestaron la duda de los inquietos. La fotografía de una alta mujer alimentó el mito de una fuga con disfraz. Nadie acepta lo más simple. Comencemos por allí. La lucha entre creer y no creer es un fenómeno natural como lo es la insistencia de algunos que dicen que el verdadero Lennon aparece en un video filmado en Canadá años después de su muerte (se puede ver en YouTube, pero ya se sabe… que no es Lennon)…

La conspiranoía es difícil de contener en redes, pues la gente tiende a creer todo a la primera porque se necesita mitos, porque la ficción literaria no llena tanto como las leyendas y porque la verdad es huidiza para los que complejizan los hechos. En un mundo “noico”, el periodismo debe elevarse, ser científico en su método y tan integral como lógico en sus explicaciones. Para no hacerse bolas sirve la navaja de Ockham: “Frente a un problema, la explicación más simple es la correcta”. Esa es la regla de los detectives y de los buenos médicos; pero el público prefiere siempre trepar por las ramas.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht

Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht