Raúl Mendoza

Raúl Mendoza

PUNTO APARTE

Acerca de Raúl Mendoza:



Pachita y la mentira

Uno de los enigmas que más inquieta a los científicos es de qué está hecha la realidad. Para algunos, la realidad no está fuera, es creada por la mente. Uno de los científicos que llevó lejos la idea fue el mexicano Jacobo Grinberg con la Teoría Sintérgica.

Grinberg desapareció misteriosamente en 1994, nadie más lo vio, pero convenció a muchos sobre la matriz holográfica del universo. Algunos recordarán Matrix, la película; en la conclusión de Grinberg todo es un campo informacional, datos, códigos, que el cerebro decodifica. De esta manera cada uno concebiría la realidad a su modo. No es tan descabellado hablar de la reprogramación mental o el poder progresivo de cambiar la realidad desde la imaginación. Ese gran holograma que contiene al universo nos recuerda al Aleph de Borges, pero también al Libro Rojo de Jung. Sería largo explicarlo, lo cierto es que no podemos estar seguros de lo que percibimos como real. Un pequeño ajuste interior podría llevarnos a observar el universo de otra manera.

Se sabe que el estudioso mexicano se hizo humo y muchas teorías se han montado, algunas muy extrañas. Incluso se dice que dio en un clavo que debía permanecer oculto al mundo. Hasta allí todo suena a conspiranoía. Lo curioso es que siguiendo el proceso intelectual de Grinberg se descubre que él, como otros intelectuales (Castañeda, Jodorowsky…), se conmocionaron frente a los poderes de una chamana mexicana, Bárbara Guerrero, conocida como “Pachita”. Incluso la visitó y asistió. Ella había combatido con Pancho Villa y nada de su pasado la hacía visible hasta que creció su fama de curadora.

El autor de la Teoría Sintérgica quiso descubrir qué había en la mente de Pachita, ella decía que quién hacía todo por ella era Cuauhtémoc. Hasta aquí todo podría parecer una historia inventada, rarísima, una narración con las características de lo real maravilloso, pero…ocurrió. Pachita diagnosticaba a kilómetros sin ver al paciente, vulneraba las leyes del espacio y el tiempo, veía el futuro, creaba objetos de la nada, aseguran que trasplantaba órganos materializando nuevos. Usaba un cuchillo rudimentario y no cosía, sus manos pasaban y cicatrizaban las heridas. No era una cirujana, pero sus habilidades eran milagrosas. Se cuenta de múltiples presencias no corpóreas alrededor de ella.

Para Grinberg (“Pachita, el milagro de México”), la mente es el genial artífice de esos portentos, el enorme poder de la mente sobre lo que llamamos “materia”.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht

Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht