Raúl Mendoza

Raúl Mendoza

PUNTO APARTE

Acerca de Raúl Mendoza:



Take it easy

  • Fecha Martes 14 de Enero del 2020
  • Fecha 1:40 am
  • Tag

El 90% de los males que asumimos no ocurrirán. El miedo causa (aún más que la genética) el grueso de las enfermedades temibles. El miedo desencadena el stress que libera sustancias que dañan el organismo. Si lográramos ver que las emociones malas producen males orgánicos, nos preocuparíamos en montar hospitales para la salud emocional.

¿Has googleado porque viste algo extraño en tu cuerpo para asustarte mucho más? ¿Eres de los que se agobian si no responden a un correo de inmediato? ¿Vives pensando en el futuro? ¿Eres de los que van de excursión con paraguas? ¿Te preocupas demasiado por las opiniones que los demás tengan de ti? ¿Si notas un cambio en alguien piensas que es por algo que dijiste? Las percepciones humanas son tan sensibles que nos dominan. Somos esclavos de la idea del éxito y del fracaso, bregamos porque asumimos la vida como lucha e ignoramos el placer de la contemplación o del estar sin más que estar y ser. “Take it easy” significa “tranquilízate”, pero en lo literal podríamos decir “tómalo a la ligera”, “velo por el lado amable” ¿Lo haces?

Vivimos en una sociedad de miedo, una que cada mañana te saluda desde un noticiero para recordarte lo inseguro que estás. Lo curioso es que si hubiera una explosión noticiosa sobre robo de celulares, sospecho que este delito se incrementaría. El mal se banaliza y las malas noticias contribuyen a ello. Se banaliza, pero se teme y se teme porque se sabe. Un niño ha nadado años en una buena piscina sin daño alguno y proyectándose como un campeón, pero él o sus padres leyeron de una ameba que devora cerebros y que “habita piscinas”. Desde luego, lo que no internalizan es que en la estadística mundial las probabilidades de encontrarse con una bordea el cero. La información ya fue insertada y con ella el miedo. Una de las búsquedas que más registra Google es sobre nuestros temores y los peligros que nos acechan en lo cotidiano.

El miedo se alimenta con más miedo y finalmente el cuerpo lo resiente, ignorando la importancia de la tranquilidad, la buena alimentación y el pensamiento que vibra en armonía con la paz, con esa que asemeja a los bosques de Walden (Thoreau) o a la hierba donde Walt Whitman se desplegaba para escribir.

Cuando no se sabía tanto vivíamos en paz, hoy vivimos con un misil sobre nuestras cabezas.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
GyM sigue el mismo libreto de Odebrecht

GyM sigue el mismo libreto de Odebrecht