Raúl Mendoza

Raúl Mendoza

PUNTO APARTE

Acerca de Raúl Mendoza:



Verdadero amor

El hombre es voluntad pura decía Schopenhauer y los liberales completarán que la voluntad es egoísmo, no afecto. Rala comprensión si nos aferramos a la idea del amor como un “servirse hasta agotar y desentenderse”. El amor nunca es egoísta, es la suprema concesión de sí mismo al servicio del otro, es la entrega sin condición. No ama quien no se entrega ni se compromete.

Pensaba precisamente (para no personalizar en el vínculo hijo-madre) en el caso de un anciano que visita a su esposa en un geriátrico. Tras N años de casados, ella comenzó a olvidar las cosas, a perder la razón y a desconectarse del mundo hasta no reconocer a nadie, ni aún a aquel hombre con el que, precisamente, había compartido muchos años de alegrías y penas (porque eso es el amor, no solo fiesta y fanfarria). Él la mira, le acomoda la sonda, prende una melodía para ella desde un pequeño aparato de radio, la acaricia, la besa. Ella tiene los ojos fijos en el piso, están vacíos de recuerdos y palabras. El Alzheimer es un proceso duro, él lo sabe, quizás ella solo lo cursó sin percatarse que algún día sería un alma presa de su cuerpo. Él la mira, pero no se ha preguntado “por qué la visita siempre si ella ya no lo reconoce”. Para ella él es solo un rostro sin significado, nada en aquella nebulosa en que se convirtió su mente.

¿Por qué la visita entonces? ¿No es el amor un supremo goce de a dos? ¿No es el amor una búsqueda de aprobación del otro? ¿No es el amor una espera de retribución y placer? A contrapelo de lo que la mayoría cree, el anciano sabe (como lo supo Fromm) que solo va porque la ama y el amor es voluntad. “Yo te amo por ti y no por mí y por ti hago todo”, quizás allí reside toda la filosofía del amor y la explicación de por qué un esposo o un hijo busca a quien ya más no lo reconocerá. Esa voluntad explica porque una madre acepta amar a un hijo en su compleja imperfección. El amor se basta, siempre va de ida, se compromete, da, cuida, se inquieta, no cede en su amabilidad, se preocupa del otro más que de sí. Si el amor no es voluntad, es solo una ilusión necia que se difumina entre nieblas.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: audiencia sobre pedido para variar prisión preventiva será el lunes 2 de marzo

César Villanueva: audiencia sobre pedido para variar prisión preventiva será el lunes 2 de marzo